Los médicos piden que se prohíba fumar al volante

Médicos piden prohiba fumar volante

Fumar al volante es algo que lleva mucho tiempo en la actualidad del país. Actualmente solo es sancionable si distrae o pone en riesgo la seguridad vial, tanto si viajan menores en el vehículo como si tan solo se encuentra en el interior el propio conductor. Un bulo surgido el año pasado parecía presagiar lo que es inevitable que acabe surgiendo, y, ahora, los médicos han pedido que se prohíba fumar al volante.

Un estudio determina que fumar marihuana no aumenta el riesgo de accidentes

Según el Reglamento General de Circulación, no está prohibido el consumo de tabaco mientras se conduce. Sin embargo, el código refleja que el conductor debe mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente mientras se ejercita la conducción, garantizando su propia seguridad y la del resto de ocupantes del vehículos y usuarios de la vía pública.

Médicos piden prohiba fumar volante

Una carta para un cambio en la normativa

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) y la de Medicina de Tráfico (SEMT), son las sociedades científicas firmantes de la carta que han hecho llegar a la Dirección General de Tráfico donde se pone en duda el cumplimiento de los requerimientos de Código de Circulación cuando se fuma al volante.

Según pone de manifiesto Esther Redondo, coordinadora del grupo de trabajo de Actividades Preventivas de Semergen, el consumo de tabaco afecta tanto a la capacidad refleja, como motora y cognitiva del conductor, ocasionando accidentes de tráfico. Y es que las distracciones estuvieron detrás del 32% de los accidentes registrados durante 2017. Por otro lado, según Fernando Pérez, presidente de la SEMT, el consumo de tabaco al volante puede ocasionar cefaleas, cansancio, fatiga, elevación de la presión arterial y mala oxigenación, claros causantes de una disminución de la concentración.

Otra de las razones por la que el grupo de médicos ha pedido la prohibición de fumar al volante a la DGT es que también es nocivo para los acompañantes en el vehículo. Los especialistas aseguran que, al encontrarse en un habitáculo pequeño y mal ventilado, éstos se encuentran expuestos a una concentración de humo treinta veces superior a las de una vivienda.

Los riesgos de fumar al volante

Además de encontrarse las distracciones detrás del 32% de accidentes de tráfico con víctimas en 2017, más del 60% de los accidentes se deben a una pérdida del contacto visual con la carretera. El tabaco se considera una distracción al volante, tanto como lo podrían ser los sistemas multimedia que no están a la altura de la vista o gestionar los controles del climatizador, por ejemplo.

José Luis Díaz-Maroto, coordinador del Grupo de Trabajo de Tabaquismo de Semergen, fumar al volante ‘obliga’ al conductor a circular con una sola mano mientras busca el cigarrillo, lo aproxima a la boca, busca el mechero y lo enciende, al mismo tiempo que si va tirando las cenizas por la ventanilla del vehículo. Por otro lado, mientras se sostiene el cigarro no se puede abrir completamente la mano ni coger el volante con seguridad.

Los médicos calculan que el tiempo medio para encender un cigarrillo es de 4,1 segundos, lo que equivale a recorrer 113 metros con el coche a una velocidad de 100 km/h, velocidad que, al mismo tiempo, requiere una distancia similar a la de un campo de fútbol para detener por completo el coche. A todo esto debemos sumar que encender un cigarro mientras se conduce aumenta casi un 50% las probabilidades de producir un incendio.

Fuente: Redacción Médica

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.