El Mazda MX-5 es el perfecto ejemplo de deportivo asequible con el que mucha gente se anima a darse un capricho. Cualquiera de sus generaciones suele ser objeto de deseo, pero hacerse con un ejemplar antiguo que esté en buenas condiciones suele despertar el interés de la gente. En Bring a Trailer acaban de vender uno de 1990 con solo 11.052 kilómetros.

PRUEBA: Mazda MX-5 (NA)

Y solo hay que echar un vistazo a las imágenes para darse cuenta de que a lo largo de estos 30 años ha sido cuidado con mucho mimo, porque su estado es inmaculado. Además, se trata de la variante base del modelo y está en estado completamente original, lo que es una auténtica rareza.

Mazda MX-5

Decorado en el característico color rojo, incluso tiene la pegatina con el nombre de Mazda en el paragolpes delantero, además de que mantiene las llantas de acero originales y la capota de lona está perfectamente conservada. Lo mismo ocurre con el habitáculo, que no presenta prácticamente desgaste.

Al ser la versión de acceso, está completamente “pelado” de equipamiento y prescinde de elementos que a día de hoy se consideran tan imprescindibles como el aire acondicionado, la dirección asistida o los elevalunas eléctricos.

Mazda MX-5

Su mecánica también es muy sencilla, con un pequeño bloque 1.6 tetracilíndrico de 118 CV de potencia asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades y a un sistema de tracción trasera. Esta sencillez ayudaba a convertirlo en un peso pluma: solo 990 kilos.

Ahora bien, un Mazda MX-5 de estas características tiene un precio y no precisamente barato: se ha vendido por 23.500 dólares, que al cambio actual suponen unos 21.350 euros. Por establecer una referencia, el nuevo Miata se vende en España desde 28.785 euros, con un motor de 132 CV y una tecnología bastante más avanzada. ¿Merecía la pena la compra del antiguo?

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.