Fundada en 1999 por Abdesslam Laraki, empresario que ganó una fortuna con la importación de vehículos a Marruecos, Laraki es una compañía fabricante de automóviles que también especializada en yates de lujo. Este poco conocido productos de vehículos, ahora bajo la dirección del hijo del fundador, centra su actividad en el desarrollo de coches, importando tan solo la parte mecánica.

Desde su creación hace 25 años, Laraki ha lanzado al mercado los modelos Fulgura, Borac y Epitome, vehículos deportivos que raramente se dejan ver más allá de eventos de renombre como puede ser el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra o el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, según comparten desde El Debate.

El exclusivo hiperdeportivo que solo disfruta el rey de Marruecos

Su último lanzamiento es el Laraki Sahara, un coche que llegó al mercado en 2018 con una producción tan restringida que tan solo se fabricaron dos unidades y ambas acabaron en propiedad del rey de Marruecos, Mohamed VI.

Atlas, así es el nuevo SUV eléctrico y low cost que llegará desde Marruecos

A diferencia de modelos anteriores, que estaban equipados con motores V12 de origen Mercedes-Benz, el Sahara está impulsado por un propulsor V8 procedente del Chevrolet Corvette. Sin embargo, el propulsor ha sido modificado para alcanzar la impresionante cifra de 1.550 CV, lo que le permite pasar de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos, aunque con una velocidad máxima relativamente baja para su potencia, solo 310 km/h.

Laraki Sahara

Del Sahara apenas hay información y muy pocas veces se ha dejado ver en público. Cuenta con una carrocería con un capó extremadamente largo donde integra la mecánica de ocho cilindros, un parachoques con números tomas de aire, un techo muy bajo y un tren trasero muy ancho junto a una zaga donde destaca, sobre todo, el difusor trasero. También hay unas enormes llantas y unos frenos deportivos.

Por su parte, el interior es más bien lujoso, con cuero por todas partes, una consola inferior muy alta y un volante con un diseño muy radical y con fondo plano. Un grupo de instrumentación y una pantalla integrada en la consola central, así como lo que parece ser una caja de cambios manual completan un interior con dos asientos deportivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.