Ya está aquí el nuevo modelo de KTM, el KTM X-Bow GT-XR. Inspirado por los GTX y GT2 de competición, es un deportivo completamente homologado para circular por la calle. La marca austriaca tiene previsto producir solo 100 unidades al año y, además, no serán precisamente baratas: habrá que desembolsar nada menos que 284.900 euros para hacerse con una de ellas.

Su impronta es la de un coche de carreras, con un diseño realizado para generar la mayor carga aerodinámica posible. El afilado frontal tiene una enorme entrada de aire en el paragolpes, bajo la que e encuentra un splitter; los faros son minimalistas, formados por tiras LED horizontales; la carrocería pronto gana volumen para hacer sitio a las ruedas, no tiene retrovisores tradicionales, si no cámaras; el techo se abre como una cúpula para facilitar la entrada y la zaga, con un agresivo difusor, cuenta con un alerón extensible que puede variar su altura.

Vídeo: un Ferrari LaFerrari contra la KTM 1290 Super Duke R

Su chasis es un monocasco de fibra de carbono, material que está presente en todas partes y que ayuda a contener su peso a 1.130 kilos.

KTM X-Bow GT-XR

En el habitáculo es donde se ve claramente el uso de este material. Tiene una configuración biplaza, con los asientos integrados en el chasis y arneses de cuatro puntos. El propio volante es de carbono, puede extraerse y lleva consigo el pequeño display digital que hace las veces de cuadro de instrumentos.

Pasando al apartado mecánico, su motor es de origen Audi, el conocido gasolina 2.5 turbo de cinco cilindros. Aquí entrega 500 CV de potencia y 581 Nm de par máximo, se combina con una caja de cambios automática de siete velocidades y manda toda la fuerza al eje trasero. Acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y marca una punta de 280 km/h.

KTM X-Bow GT-XR

La suspensión Sachs y frenos con pinzas monobloque de ocho pistones (opcionalmente pueden ser carbocerámicos) completan un apartado mecánico que también tiene ciertas concesiones al confort y la usabilidad, como son la dirección asistida electrónica, el depósito de 96, el aire acondicionado y extras opcionales como la suspensión neumática o la cámara de visión trasera.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.