Ya está aquí el tercer integrante de la gama del renovado Kia Ceed, en este caso el Kia Proceed que, pese a utilizar una denominación conocida, cambia por completo. Si en la generación previa daba nombre a la variante de tres puertas del modelo, en la actual estrena una carrocería shooting brake que se posiciona entre el compacto y el familiar (Sporswagon).

PRUEBA: KIA Ceed 2018

A nivel de diseño mantiene todos los elementos del Ceed, pero además cumple con la complicada tarea que es integrarlos en una carrocería diferente donde el elemento más destacado es la caída del techo que se prolonga de manera suave hasta dar forma a un alargado pilar C. Está coronado por un alerón y da forma a un portón trasero de considerable tamaño que divide a unos grupos ópticos afilados y unidos por una fina barra de LED.

Kia Proceed

El Kia Proceed tiene una longitud de 4.605 mm y una altura de 1.422 mm, por lo que es 5 mm más largo y 43 mm más bajo que el compacto, mientras que aumenta ligeramente su capacidad de maletero, hasta los 594 litros.

Los motores del Kia Proceed

Su gama se estructura en dos versiones, que inciden además en los motores con los que estará disponible. La de acceso será el GT Line, que se podrá combinar con un bloque 1.0 T-GDi de 120 CV, un 1.6 CRDi de 136 CV y un 1.4 T-GDi de 140 CV. Por encima el GT, que utiliza el último propulsor mencionado, pero potenciado hasta los 204 CV, con 295 Nm de par máximo. Los tres motores pueden combinarse con una transmisión manual de seis marchas o con una caja de cambios automática de doble embrague y siete relaciones.

La producción del Kia Proceed tendrá lugar en la planta de KIA en Eslovaquia y comenzará en el mes de noviembre, mientras que las ventas en Europa (único mercado en el que se comercializará) arrancarán en el primer trimestre de 2019.

Fotos: Aarón Pérez.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.