Triplicar la velocidad permitida: esta es la causa por la que un motorista de 28 años y vecino de Cartagena está siendo investigado por las autoridades policiales. La Guardia Civil de Murcia le interceptó cuando circulaba con su moto a 135 km/h en un vía de Cartagena que está limitada a 40 kilómetros por hora. Se enfrenta a una multa económica, a la pérdida de puntos e, incluso, a una posible pena de cárcel.

¿La DGT puede medir la velocidad de tu coche desde tu móvil?

El escenario de los hechos fue la carretera RM-E22 que une la localidad murciana de Canteras con el Puerto de Mazarrón. A la altura del kilómetro 8,2, el Destacamento de Tráfico de Cartagena había dispuesto todo lo necesario para llevar a cabo un control de velocidad con el fin de localizar a aquellos conductores que no respetaban los límites establecidos para esa vía. No en vano, se trata de un tramo en el que hay que circular, como máximo, a 40 km/h debido a su peligrosidad.

Radar

Huyó del dispositivo de búsqueda

Surtió efecto el dispositivo montado porque interceptaron a un motorista que pasó por el citado punto, conocido popularmente como las ‘Cuestas del Cedacero’, a 135 kilómetros por hora triplicando la velocidad permitida. Dadas las circunstancias no le dieron el alto al instante, sino que pusieron en marcha un dispositivo de búsqueda para dar con el conductor.

El hombre intentó escabullirse para evitar la acción policial circulando por las calles de la pedanía de La Azohía y terminó escondiéndose detrás de la ermita de la localidad. Sus artimañas no surtieron efecto y ahora está siendo investigado como presunto autor de un delito contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor a una velocidad superior en 80 km/h a la permitida reglamentariamente en una vía interurbana.

Motorista

Las consecuencias

Ha sido puesto a disposición del juzgado de Instrucción número 1 de Cartagena que será el encargado de establecer el correspondiente castigo para la infracción cometida. Cabe recordar que su acción está catalogada como muy grave ya que en esta categoría están incluidos los excesos de velocidad que sobrepasan en más de 50 km/h los límites de 30, 40, 50 y los que superan más de 70 km/h los de 50 km/h.

¿La DGT puede medir la velocidad de tu coche desde tu móvil?

En todos estos casos, las consecuencias serían una multa de 600 euros, la pérdida del permiso o de seis puntos en el carnet e, incluso, la entrada en prisión a tenor de los establecido en el Artículo 379 del Código Penal: “Será castigado con pena de prisión de tres a seis meses, con multa de seis a doce meses o con trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, a la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.