Un museo que reúne en un mismo espacio multitud de inventos ‘Made in Spain’ que han sido pioneros y han contribuido a hacer más cómoda nuestra vida. Se llama Museo del Confort by Nuevo Citroën C4 y, como otras iniciativas que han surgido durante la pandemia, tiene la particularidad de estar al alcance de tu mano con la ayuda de un dispositivo móvil. Y es que se trata del ‘primer museo en una cuenta de Instagram’: @museodelconfort

Citroën RE-2 (1975): un helicóptero con motor rotativo para conquistar los cielos

Citroën ha presentado este innovador Museo del Confort para poner en valor cerca de 50 inventos españoles que destacan por su diseño y confort como nunca antes los habías visto. Una colección muy especial que recopila artilugios de toda clase, muchos de los cuales utilizamos en nuestro día a día. Todos ellos tienen además otro aspecto en común: son ingenios hechos en España.

Algo que también se da con el nuevo Citroën C4 2020 (prueba), un vehículo que se fabrica íntegramente y para todo el mundo en Madrid. Paula Bartolomé, Directora de Comunicación de Citroën, afirma que “el Museo del Confort by Nuevo Citroën C4 refleja el ADN de Citroën, marcado desde sus inicios por la creatividad, el ingenio y el diseño”. Según Eduardo García Nieto, Director de Marketing de Citroën, “nuestro Nuevo Citroën C4 se une a la gran lista de creaciones ‘Made in Spain’ que forman parte de la historia y que han revolucionado nuestras vidas, proporcionando confort y bienestar”.

El Museo del Confort de Citroën

Museo del Confort salas

Desde la comodidad de tu hogar ya puedes visitar este original museo a través de la cuenta de Instagram creada para la ocasión (@museodelconfort). Un espacio que se divide en cuatro salas virtuales que han sido diseñadas con el asesoramiento de Juli Capella, un reconocido arquitecto español especializado en diseño. El primero de estos espacios está dedicado a esos inventos que han conseguido hacer nuestra vida más cómoda, como la jeringuilla desechable, la fregona (ambos inventos de Manuel Jalón) o el abrelatas (José Valle Armesto).

En la segunda sala está dedicada al diseño y en ellas podemos encontrar inventos que nos resultan tan familiares como el futbolín (Alexandre Campos), el popular interruptor Simon (Arturo Simón Vibet), la grapadora (José Enrique Aranzábal y Juan Solozábal) o la carabela de Enrique el Navegante. La tercera sala del Museo del Confort by Nuevo Citroën C4 se centra en la tecnología que ha contribuido a mejorar nuestra vida.

interruptor Simon

Incluye inventos como el traje de astronauta creado en 1935 por Emilio Herrero, un primer prototipo del atuendo que más tarde perfeccionaron los soviéticos para protegerse en sus primeros paseos orbitales; el célebre submarino (Narciso Monturiol); el no menos conocido autogiro (Juan de la Cierva); y el laringoscopio (Manuel García), entre otros.

En la cuarta y última sala la electricidad es la protagonista, con inventos como el teleférico de 1887 de Leonardo Torres Quevedo, el Da Vinci español, que se ha extendido por el mundo como la forma más cómoda de superar desniveles, y su pionero puntero láser, que desde 1930 nos hace la vida más sencilla al alargar nuestro índice hasta donde alcanza la vista; el popular Talgo de Alejandro Goicoechea (1941); y la máquina de rayos portátil del manchego Mónico Sánchez (1909), un avance decisivo para conseguir diagnósticos rápidos incluso en el campo de batalla, entre una amplia selección de ingenios electromecánicos.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.