Un gran deportivo nos dice adiós, pero lo hace por todo lo alto, con su versión más salvaje. El Honda NSX Type S será el coche que cierre la segunda generación de este mito japonés. Y lo hará con 600 CV (20 más que en la variante estándar) y mejoras aerodinámicas, entre otras cosas. Una edición limitada de 350 unidades que, por desgracia, en principio no estará disponible en Europa.

Queda el pequeño consuelo de poder ver en foto y vídeo a este monstruo híbrido renovado, que estrena tanto frontal como zaga. En el primero vemos tomas de aire más grandes y un nuevo spoiler, mientras que en la parte trasera encontramos un difusor de fibra de carbono también mayor, extraído del Acura NSX GT3, la variante de competición. Lo que le proporcionará mayor estabilidad a altas velocidades. El techo en fibra de carbono, además, permite bajar el centro de gravedad.

Honda NSX Type S techo

En cuanto a la mecánica, se ha jugado con prácticamente todo para lograr aumentar esos 20 CV. El motor de combustión sigue siendo el mismo V6 de 3.5 litros, pero ahora cuenta con nuevos inyectores, nuevos intercoolers y nuevos turbos, también tomados del GT3. De forma que, por sí solo, ya es capaz de erogar 525 CV, en lugar de los 505 CV previos. Además, se ha mejorado la capacidad de las baterías en un 20%.

Otro punto en el que los ingenieros de Honda han trabajado extensamente es el de la transmisión. La caja automática de doble embrague con nueve relaciones se ha ajustado para permitir que los cambios de marcha sean más rápidos, y las reducciones, más agresivas, aseguran desde la marca. Incluso hay un nuevo Modo de Reducción Rápida, que permite al conductor saltarse varias marchas, manteniendo el dedo en la leva, en lugar de ir una a una.

ESPECIAL: Honda NSX, la historia del mito

Por fin, esta versión lleva llantas de aleación ultraligeras, neumáticos Pirelli P Zero especialmente desarrollados para ella y frenos de Brembo de serie. Y la firma nipona asegura que ha mejorado la suspensión, haciendo el coche aún más estable de lo que ya era.

El nuevo Honda NSX Type S será bastante exclusivo, aunque algo menos que el modelo con el mismo nombre que existió entre 1997 y 2001, y del que solo hubo 209 unidades. En este caso serán 350 para todo el mundo, pero 300 de ellas se quedarán en Estados Unidos, donde se fabricarán. De hecho, todos los coches que salgan ya de la planta de Marysville (Ohio) serán de esta variante.

Por eso, en las fotos ves el logo de Acura (marca bajo la cual se comercializa el NSX en Norteamérica). Allí, costará 171.500 dólares, que al cambio son 146.000 euros. Entendemos que los 50 restantes irán a Japón, pero lo que está claro es que en Europa no se venderán.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.