Encontrar un kei-car japonés a la venta en Europa no es para nada habitual, así que cuando uno sale a subasta puede convertir en objeto de deseo de los coleccionistas. Y eso si hablamos de un modelo normal, pero si además se trata de uno algo más raro como este Mazda Autozam AZ-1, la exclusividad es todavía mayor.

Honda Fuya-jo (1999): el coche DJ y discoteca

Como apuntan desde Collecting Cars, se cree que solo hay 10 ejemplares de este en todo el Reino Unido, puesto que por norma general es más fácil encontrarlos como Autozam AZ-1, sin pasar por las manos de Mazda.

Mazda Autozam AZ-1

Se trata de una unidad de 1993 cuyo diseño es noventero a más no poder: morro afilado, grupos ópticos delanteros redondos, una pequeña toma de aire en el capó, líneas rectas, un alerón trasero integrado que ocupa todo el ancho de la zaga y pilotos traseros dobles también circulares. Cuenta además con detalles tan llamativos como las puertas tipo ala de gaviota.

Por lo que se aprecia en las imágenes su estado es bastante bueno, sin desperfectos exagerados (un arañazo en la puerta y pequeñas burbujas en el morro), y lo mismo se puede decir del interior biplaza, que tampoco tiene muestras de mucho uso o desgaste.

Mazda Autozam AZ-1

Y no es porque precisamente haya estado parado puesto que aunque no acumule un kilometraje exagerado, su cuentakilómetros si marca un historial de 32.117 km. Su motor es un pequeño bloque tricilíndrico turbo de 660cc, como limita la legislación japonesa para este tipo de vehículos, va asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades y manda su potencia a las ruedas traseras.

Actualmente la puja ganadora (se han hecho ya 22) por el Mazda Autozam AZ-1 es de 6.100 libras, pero todavía quedan otros cinco días más para que se cierre la puja.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.