Peugeot tiene una larga trayectoria de modelos que ha competido, durante años, en el segmento B de utilitarios. El más reconocido, quizá, sea el Peugeot 205 -conoce su historia-, un vehículo con el que la firma del león cosechó grandes volúmenes de ventas a la vez que obtuvo una merecida reputación en el mundo de los rallyes. La historia del Peugeot 106 sigue esta trayectoria, una línea que extendió durante 12 años y casi 2,8 millones de unidades vendidas.

Los mejores Peugeot de la Historia

El 12 de septiembre de 1991, Peugeot presenta el 106. Este pequeño utilitario representaba una apuesta segura para la compañía, que pretendía seguir luchando en el segmento B, con algo más de un tercio de todas las matriculaciones europeas en ese momento. La marca francesa lo describió en su día como “una bola de simpatía envuelta en sonrisas y vestida con encanto que se siente tan perfectamente como en casa en sus 3,56 metros de sorpresas y asombro”.

La historia del Peugeot 106

historia peugeot 106
Peugeot 106 Roland Garros

Detrás de esta ‘marketiniana‘ descripción había un vehículo con carrocería de tres puertas (en 1992 se presentó la opción de cinco puertas) basado en una evolución del chasis empleado en el Citroën AX. También hubo varias versiones específicas como el 106 Sport, Quicksilver, Roland Garros, Zenith, Kid, Cartoon o “Inés de la Fressange”, entre otros. También se configuró una gama de motorizaciones que incluía mecánicas de gasolina e incluso diésel, la mayoría de ellas comunes con el Citroën Saxo, lanzado al mercado cuatro años más tarde.

La denominada Fase I, que estuvo en activo hasta 1996, contó varios propulsores. Desde un humilde bloque de 1.0 litro con 45 CV, hasta la versión XSI de 103 CV y 1.6 litros. A medio camino, el comprador podía elegir el 1.1 litros con inyección de 54 CV (más tarde pasaría a 60 CV) o de 60 CV en una versión inicial con carburación. Lo mismo ocurría con el motor de 1.4 litros. La versión con carburador rendía 75 CV, la misma potencia una vez se pasó a inyección. Esta mecánica también estaba disponible en la versión XSI del Peugeot 106, con hasta 98 CV de potencia. Además, el 106 1.3 Rallye desarrollaba 98 CV y completaba la oferta mecánica.

historia peugeot 106

A su vez, Peugeot confeccionó la gama de motores del 106 para introducir mecánicas diésel. En 1993 se introduce un propulsor de 1.4 litros con 50 CV de potencia, una unidad que tan solo estuvo en activo un año. En 1994 fue reemplazado por un nuevo motor de 1.5 litros que aumentaba la potencia hasta los 57 CV.

Peugeot actualiza el 106

1996 representó un hito en la historia del Peugeot 106. La compañía francesa introduce un restyling que permite suavizar sus líneas y aproximar su imagen a la del Saxo. También se realizan algunos cambios en el apartado de versiones y se introduce el famoso Peugeot 106 GTi en detrimento del anterior XSi, con un motor 1.6 16v con 120 CV de potencia.

historia peugeot 106
Peugeot 106 Rallye

La versión 106 Rallye también evoluciona. Su imagen ahora adapta el kit de carrocería de las versiones Sport y GTi, con llantas de acero terminadas en color blanco y una carrocería disponible en colores blanco, rojo, negro, amarillo y azul. Peugeot trató de mantener el peso bajo, por lo que renunció a guarnecidos y acabados superiores en el habitáculo. Bajo el capó, el propulsor pasó a ser un 1.6 litros de 103 CV, con una velocidad máxima de 195 CV (más lento que el GTi, que registraba 205 km/h).

Hubo una versión 100% eléctrica

Además de las famosas versiones Rallye y GTi que permitieron al 106 ganar popularidad entre los fanáticos, Peugeot utilizó su utilitario para experimentar con la movilidad eléctrica. Así, en 1993 se introduce el Peugeot 106 Électrique. Compartía sistema de propulsión con el AX eléctrico, es decir, un motor de corriente continua de 20 kW (27 CV) de potencia. Podía alcanzar hasta 110 km/h de velocidad máxima, con una autonomía eléctrica estimada entre 80 y 100 km. Se produjeron un total de 3.542 unidades, de los cuales la mayoría acabaron en manos de empresas y organismos públicos.

historia peugeot 106
Peugeot 106 Électrique

En 2003 llega el punto y final a la historia del Peugeot 106. Una vez cesó su producción, el contador de unidades fabricadas sumaba un total de 2.798.000 unidades. Su sucesor, el 107, tardaría aún dos años más en llegar, un vehículo fruto de una asociación entre PSA y Toyota. Esta colaboración tuvo como resultado el 107, el C1 de Citroën y el primer Toyota Aygo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.