Ayer mismo te contábamos todos los detalles de una fábrica de Pininfarina que lleva más de una década abandonada, donde se fabricaron modelos de Ferrari, Alfa Romeo y Cadillac. Hoy queremos rescatar la historia de este concesionario abandonado de Ford que aloja varios coches sin estrenar en su interior.

La primera vez que oímos algo acerca de este concesionario abandonado fue a mediados de octubre, cuando el canal de YouTube Auto Retro publicó un vídeo con imágenes de los vehículos estacionados en la sala de exposiciones. Unos días más tarde, ampliamos la información donde se revelaban todos los detalles, incluyendo el motivo por el que se había cerrado este concesionario y por qué habían conservado seis coches en su interior.

¿Qué Ford sin estrenar guardaba este concesionario abandonado?

https://www.youtube.com/watch?v=O5I7ebX3uJk&ab_channel=AutoRetro

El origen de este concesionario se remonta a mediados de la década de 1960, cuando Joseph Stock, un empresario de Ingolstadt, en Alemania, fundó el único concesionario oficial de Ford en la ciudad sede de Audi, lo que planteó el primer gran problema. Auto Stock, como se nombró al concesionario, debía hacer frente a la popularidad de la firma de los cuatro aros en su ciudad.

Aparecen varios Volkswagen nuevos abandonados hace más de una década en un almacén

El siguiente gran inconveniente al que tuvo que enfrentarse Stock fue el acuerdo al que llegó con Ford, en el que la compañía del óvalo azul no aceptaba los coches no vendidos en el concesionario obligando a almacenarlos. El paso del tiempo devaluaba estos coches y hacía casi imposible venderlos, llegando al acumular más de 300 vehículos cuando el concesionario echó el cierre en 1994.

concesionario abandonado ford
Auto Retro

Antes de eso, en la década de 1980, Auto Stock pasa a convertirse en distribuidor independiente tras finalizar su acuerdo con Ford. Cuando muere Joseph Stock en 1994, su hijo y viuda heredan un negocio sin futuro. Deciden cerrar, pero antes venden todos los activos restantes, incluyendo los coches y un almacén lleno de piezas de repuesto para modelos Ford de los ’60 y ’70.

Sin embargo, la viuda de Stock decide conservar siete coches del concesionario en la sala de exposiciones para sus nietos. Los vehículos en cuestión eran tres Ford Sierra, un Ford Escort, un Ford Orion y dos Ford Fiestas. Actualmente se conservan seis de estos siete vehículos, ya que uno de ellos se vendió hace ahora más de dos décadas.

Y ha sido la viuda de Stock la que se ha encargado durante los últimos casi 30 años de mantener limpia la sala de exposiciones y los vehículos, incluyendo revisar la presión de los neumáticos de seis coches de forma periódica.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.