Entre el 4 y el 7 de julio se celebra el Festival de la Velocidad de Goodwood, un evento multitudinario de gran interés para los fans de los coches que está repleto de historia, tradición y, como no, de novedades. En la edición de este año del evento, la firma del óvalo azul ha presentado el Ford GT Mk II, una edición especial limitada a 45 unidades exclusivos para circuito de su potente superdeportivo.

Desarrollado en colaboración entre Ford Peformance y Multimatic, esta edición especial está enfocada en la pista y no es legal para su uso en carretera. Sin embargo, los afortunados 45 propietarios dispuestos a pagar algo más de 1 millón de euros por hacerse con una unidad, se llevarán un Ford GT exclusivo con el que acudir a cualquier track day y vivir la experiencia de los auténticos pilotos de carreras que conducen el Ford GT Race Car ganador en Le Mans.

Ford GT Mk II

Ford GT Mk II: edición limitada a 45 unidades

Lo primero que llama la atención es su completo kit de carrocería de competición, compuesto por un nuevo splitter delantero, apéndices aerodinámicos, unas nuevas taloneras, un difusor de competición y un descomunal alerón trasero fijo. Estas medidas permiten que el Ford GT Mk II tenga hasta un 400% más de carga aerodinámica que la versión de calle del GT. El conjunto se complementa con una decoración específica en, con pintura blanca como base y detalles en negro, azul y dorado.

Ford GT Heritage Edition: un homenaje al GT40 ganador de Le Mans en 1968 y 1969

El interior también ha sido totalmente reconfigurado. Se ha reducido al mínimo para mantener a raya el peso y se ha instalado un asiento de carreras Sparco con arneses de competición de seis puntos y una pantalla MoTeC donde el piloto recibe toda la información necesaria acerca del coche. Se ha conservado una segunda pantalla en la consola central para la cámara de visión trasera. Opcionalmente, el comprador puede instalar un segundo asiento de carreras para su acompañante.

Ford GT Mk II

Más potente que la versión de carreras

El Ford GT Mk II es el GT más potente jamás creado por la compañía americana. Su motor V6 EcoBoost de 3.5 litros ha sido optimizado hasta alcanzar los 700 CV de potencia, lo que lo hace ser 45 CV más potente que la versión de calle y 200 CV más que el de competición por las restricciones oficiales de la FIA. Este potente motor está asociado a un cambio automático de doble embrague y siete velocidades que envía la potencia al tren posterior.

Algunas medidas adoptadas para optimizar el rendimiento en pista del GT Mk II son las encargadas de refrigerar el motor. Se ha instalado un sistema de pulverización de agua que enfría el radiador cuando la temperatura es muy elevada, mientras que el motor auxiliar, el embrague y la transmisión se refrigeran a través de la entrada de aire instalada sobre el techo.

Los ingenieros de Ford han equipado al GT de edición limitada con una suspensión de competición que ahorra unos 90 kilogramos de peso y le permite contar con más de 2 g de agarre lateral. A cambio, el GT Mk II no ofrece la altura de ajustable ni los modos de conducción. También dispone de unos potentes frenos carbocerámicos y de unas llantas de aluminio forjado con neumáticos Michelin Pilot Sport GT.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.