No es que sea algo útil en el día a día, pero tener el coche más rápido del mundo proporciona un cierto orgullo a quien lo posee. Es el caso de Johny Bohmer, el propietario de un Ford GT que ha alcanzado los 500.1 km/h.

Ni el Bugatti Chiron, ni el Pagani Huayra, ni el Rimac Nevera. El coche más rápido del mundo es este Ford GT (esta es su historia), bautizado como ‘Badd GT’ por su dueño. Lo más sorprendente es que es un coche de calle, cuenta con registro, matricula, seguro y está certificado legalmente para circular por la vía pública.

Un Ford GT alcanza los 500.1 km/h y se proclama como el coche más rápido del mundo

‘Badd GT’ es el resultado del entusiasmo y la pasión por la gasolina y la velocidad de un grupo de aficionados que trabajan en su garaje y ponen a prueba los coches con un único fin: divertirse.

Los miembros de Gas Monkey organizaron un challenge de velocidad en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, donde el Ford GT de Bohmer rompió el récord de velocidad en un automóvil.

Ford GT40 Concept (2002): inspirado en la leyenda que convulsionó Le Mans en los 60

En el vídeo que te mostramos arriba, vemos al coche corriendo a lo largo de la misma pista donde han acelerado aeronaves espaciales y, como curiosidad… ¡a Bohmer se le queda corta! Poco antes de llegar al final, el deportivo americano alcanza las 310.8 mph (500.1 km/h), como queda reflejado en el navegador colocado en el parabrisas.

De esta forma, por primera vez un coche alcanza el umbral de los 500 km/h. Y después, Johny Bohmer utiliza el mismo coche para ir al cine o al trabajo. Eso sí, a velocidades legales.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.