El Focus RS siempre ha sido uno de los ‘hot hatch’ más queridos del mercado, algo que hace que la aparente decisión de Ford de no desarrollar una nueva generación por los nuevos estándares de emisiones sea bastante dolorosa. Por eso, recordemos tiempos mejores mirando al pasado y reencontrándonos con el Ford Focus RS8.

PRUEBA: Ford Focus RS 2017

Se trata de un raro ejemplar que la marca del óvalo presentó en el SEMA Show de Las Vegas de 2003, para mostrar como sería el RS al estilo estadounidense (hay que recordar que la primera generación de la versión deportiva del compacto no se vendió por aquellos lares).

Ford Focus RS8

A nadie sorprenderá la primera medida tomada: reemplazar su motor, un 2.0 turbo tetracilíndrico de 215 CV de potencia que parece que les quedaba corto, por un bloque considerablemente más potente. El elegido fue un 5.0 V8 ‘Cammer’, que desarrollaba nada menos que 420 CV y 500 Nm de par máximo. El propulsor tenía ciertos elementos en común con el 5.4 V8 que empleaba el Mustang SVT Cobra de la época, como el cigüeñal reforzado, así como piezas específicas para aguantar su mayor rendimiento.

Los 10 Ford RS más espectaculares de la Historia

Hacer el trasplante del motor fue medianamente complicado, más por conseguir meterlo en el vano, preparado originalmente para un bloque más pequeño, que por tema de electrónica. Sin embargo, Ford Performance juzgó que no era suficiente, así que decidió transformarlo de tracción delantera a tracción trasera. Esta parte fue bastante compleja y exigió que se realizaran cambios importantes en las suspensiones del compacto. Además, se instaló un diferencial trasero.

Ford Focus RS8

Por interesante que resultara la propuesta, finalmente el Ford Focus RS8 no llegó a comercializarse. Parece ser que hubo planteamientos por parte de Ford Performance de comercializar kits de conversión, pero la idea no llegó a buen puerto.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.