Así habría terminado Fast and Furious 7 si Paul Walker no hubiera muerto

Paul Walker

En 2015 Fast and Furious 7 se convirtió en uno de los mayores taquillazos de la historia del cine, una máquina de hacer dinero que, además de por sus legiones de fans, consiguió recaudar tal cantidad debido a la muerte de uno de los actores principales de la saga, Paul Walker. De hecho, su fallecimiento obligó a cambiar el final de la cinta.

“I Am Paul Walker”, el documental sobre la vida del actor

Todos conocemos lo que acabó siendo, una emotiva última carrera entre Brian O’Connor y Dominic Toretto, una despedida amarga en la que todo el equipo de la franquicia deseaba que el malogrado actor es encontrase bien allá donde estuviera. Pero, ¿cómo habría sido el final si Walker no hubiera muerto?

Chris Morgan, guionista del filme, dio unas cuantas pistas de cómo habría sido: “Era un final más o menos feliz que daba a entender que iban a trabajar en el siguiente robo. Pero el centro de este final era Brian, el personaje de Paul, que se pregunta quién es”. Esto hubiera tenido todo el sentido porque a lo largo de las películas hemos visto a O’Connor estar el lado de la ley y de los forajidos, encontrándose a menudo entre dos mundos.

Porsche no fue responsable de la muerte de Paul Walker

Algo que el propio Morgan deja claro: “Es un tipo que era policía pero en el fondo un hombre de acción y ahora tiene una esposa increíble, un niño y otro en camino. Entonces comienza a mirar su vida y no es una crisis de mediana edad, sino lo que hemos dicho en la película: extraño las balas, echo de menos la acción”. Esa nueva faceta, la de ser un hombre de familia, es la que más hubiera pesado al final: “el objetivo de la aventura es mostrar al final la importancia para él de la familia y de estar ahí. Habría significado que él tiene que parar esas aventuras o esas cosas, pero el contexto es distinto, tiene una concepción distinta de lo que es y lo que realmente importa en su vida”.

Lógicamente, el fallecimiento de Paul Walker dio al traste con el plan original, pero tras mucho pensarlo, el final que acabó viendo la luz respondía a la pregunta de “¿Podemos darle a la audiencia una experiencia catártica para despedirse? ¿Podemos hacer algo digno de Paul y que gustaría a la audiencia?”, apuntaba Morgan.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.