Fiat Ecobasic: el concept práctico que reducía los consumos

Fiat Ecobasic

Todos recordamos al Fiat Multipla, un monovolumen de segmento C que estuvo en activo en la gama de productos de la compañía turinesa desde 1998 hasta 2010. Este monovolumen compacto, amado u odiado por tantos, tenía la versatilidad y la practicidad como bandera, con lo que fue capaz de satisfacer las necesidades de muchos conductores durante más de una década. Sin embargo, en Fiat sabían que podían hacer más y por ello en el Salón de Ginebra del año 2000 se presentó un concept car que llevaba más al extremo los fundamentos del Multipla, el Fiat Ecobasic.

Presentado en Bolonia en diciembre de 1999, el Ecobasic fue un prototipo de monovolumen urbano que contaba con una longitud de apenas 3.480 mm. Destaca por tres aspectos claramente diferenciados. El primero es el diseño, ya que en sus compactas cotas ofrecía una forma de cubo redondeado que maximizaba el espacio con un 88% del volumen destinado a los pasajeros y la carga, con una capó pronunciado, un techo elevado, ventanillas laterales a dos alturas y una luneta trasera de tipo burbuja para aumentar la sensación de espacio.

Fiat Ecobasic

El segundo aspecto a destacar es la versatilidad y la polivalencia. Los paneles de la carrocería están hechos de plásticos reciclados teñidos, lo que aseguraba que, en caso de arañazo, seguiría presente el color de la carrocería y se podría solucionar con un simple pulido, mientras que su fabricación se diseño para ser barata y modular, capaz de adaptarse a una amplia variedad de funciones. Y, con esto en mente, el interior se presentó realmente adaptable, con asientos extraíbles y plegables y un suelo de plástico que bien podía servir como vehículo de pasajeros o de carga.

Por último, el tercer aspecto es el de la eficiencia de combustible. Además de contar con un coeficiente aerodinámico de 0,28 Cx, el Ecobasic estaba equipado con un motor turbodiésel de 1,3 litros que ofrecía 61 CV de potencia, pasaba de cero a 100 km/h en 13 segundos y garantizaba una velocidad punta limitada de 160 km/h. El aspecto más destacado era su consumo medio de solo 2,8 litros a los 100 kilómetros. El propulsor se asociaba a una transmisión manual de embrague hidráulico asistido que funcionaba como una caja completamente automática y que, según Fiat, era mejor para el ahorro de combustible.

Fiat Ecobasic

El motor del Fiat Ecobasic no estaba diseñado para ser manipulado por el propietario, ya que no era accesible a excepción de desmontar por completo los paneles del frontal. Sin embargo, para las tareas de mantenimiento, la firma italiana ideó una trampilla en lo que debería ser la parrilla frontal que daba acceso a la boca de carga de aceite, el líquido refrigerante, diferentes fluidos y los bornes positivo y negativo de la batería. Entre los 10 prototipos que se crearon del Ecobasic, algunos de ellos incluso contaban con una tapa transparente para estos componentes.

Imágenes: Andrea Pavanello (Wikimedia)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here