Este Ferrari 458 Spider embargado a la mafia ahora es de la Policía

Fue embargado a la mafia en septiembre de 2015 y ahora desempeña labores policiales en Milán.

Vale que muchos dan por hecho que los mejores coches de Policía están en el emirato de Dubái, con una flota formada por superdeportivos de ensueño, pero hay que reconocer que los italianos tampoco se quedan cortos. Y no lo decimos únicamente por las dos unidades del Lamborghini Huracán Polizia que circulan por las carreteras del país, es que desde hace un tiempo la Policía italiana utiliza un Ferrari 458 Spider embargado a la mafia.

Así es el nuevo Golf R de 400 CV de la Policía alemana

El exclusivo modelo de Ferrari forma parte de la flota de coches patrulla de la Policía de Milán tras haber sido embargado en septiembre de 2015. Gracias a la legislación local en materia de lucha contra las organizaciones criminales, las autoridades tienen la capacidad de confiscar los bienes personales a la mafia para beneficiarse de su utilización en labores policiales. Así es como este Ferrari 458 Spider ha acabado transformado en coche patrulla.

Los encargados de transformar este Ferrari 458 Spider en un coche de Policía han sido los chicos de Carrozzeria Marazzi. Esta firma italiana especializada en la instalación de equipamiento policial ofreció sus servicios para convertir este Ferrari sin coste alguno para el Estado y eso incluye no solo la decoración exterior, también elementos como las luces de emergencia o las pertinentes sirenas.

Cuando salió la noticia de que la Policía de Milán iba a utilizar un Ferrari 458 Spider embargado a la mafia, también recibió una llamada sorpresa desde Maranello. La misma casa Ferrari se puso en contacto con ellos para ofrecer una revisión gratuita. De esta forma, los únicos gastos que han tenido que afrontar para poder usar el vehículo ascienden a los 53,73 euros que costó la inscripción en el registro.

Lógicamente, este coche no se usa para patrullar ni para perseguir a los delincuentes. Su función real, el fin que persigue la Policía de Milán, es el de concienciar a los más jóvenes de que cometer delitos no compensa. Una vez haya cumplido con sus funciones, este Ferrari 458 Spider embargado a la mafia será subastado y todos los beneficios obtenidos con su venta se destinarán a ayudar a las víctimas del crimen organizado.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.