El vigente bicampeón del mundo de Fórmula 1, Max Verstappen, no disfrutó de la carrera soñada con su equipo, el Team Redline, en la Le Mans Virtual Series. El neerlandés abandonó abruptamente la carrera de simulación y denunció públicamente a su editor después de los problemas técnicos convirtieran las 24 Horas de Le Mans Virtual de este fin de semana en lo que Max Verstappen llamó “un espectáculo de payasos”.

Este fin de semana se disputaba la última prueba de la Le Mans Virtual Series, las 24 Horas de Le Mans, en la que Verstappen y su equipo se jugaban el título como favoritos. Sin embargo, los equipos sufrieron problemas de conexión ya que, según informa Traxion, algunos competidores filtraron accidentalmente las direcciones IP, provocando brechas de seguridad que causaron dos banderas rojas en el primer tercio de la carrera y desconexiones repetidas que interrumpieron la prueba.

El enfado de Max Verstappen en la final de la Le Mans Virtual Series: “Es un espectáculo de payasos”

enfado max verstappen le mans virtual series

Uno de los equipos afectados fue el de Verstappen. El neerlandés había estado luchando por la victoria en la clasificación general, pero los problemas de conexión relegaron al actual campeón del mundo de Fórmula 1 hasta la 15ª posición al terminar la hora 18 de carrera. Esto desanimó al piloto que acabó desconectándose de la carrera.

Estos son los coches de Max Verstappen, el campeón del mundo de Fórmula 1

Al final, el Team Redline acabó segundo en el campeonato, por detrás de Porsche Coanda. Esto, por supuesto, no sentó nada bien a un Verstappen que no dudó en mostrar su enfado en una transmisión en vivo.

“Lo llaman increíble mala suerte, bueno, esto es solo incompetencia”, dijo el neerlandés. “Ni siquiera pueden controlar su propio juego. Esta es también la última vez que corro en esta serie por, ¿cuál es el punto? Te preparas durante cinco meses para tratar de ganar este campeonato, estás liderando, intentas ganar esta carrera que has preparado durante dos meses y lo manejan así”.

El enfado de Verstappen queda manifiesto en las declaraciones finales: “Honestamente, es una broma. Ni siquiera puedes llamarlo un evento. Es un espectáculo de payasos”.

No todos los participantes opinan igual que el actual campeón de Fórmula 1. El rival de Verstappen y ex piloto de F1, Romain Grosjean, so opuso a la perspectiva del neerlandés, comparando los problemas técnicos de la carrera con los problemas mecánicos que se pueden sufrir en el coche durante una carrera real.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.