Elon Musk, el fundador de Tesla o SpaceX, sabe muy bien cómo convertirse en el centro de atención. Unas veces lo consigue gracias a sus polémicos comentarios, como cuando dijo que quería lanzar su Tesla Roadster al espacio con la canción Space Oddity de David Bowie como banda sonora (cosa que finalmente sucedió). Y otras, mediante la creación de iniciativas empresariales que muchos dan por imposibles.

Tesla Model S Shooting Brake: la versión familiar, creada por RemetzCar

Quizá el mejor ejemplo de esto último lo represente ‘The Boring Company’, la compañía de túneles que fundó para intentar solventar los atascos mediante la creación de carreteras subterráneas. Más sorprendente todavía que esta empresa tuneladora es la peculiar fórmula de financiación que puso sobre la mesa Elon Musk a comienzos de año: decidió poner a la venta 20.000 lanzallamas por un precio de 500 dólares (sin incluir gastos de envío).

Como era de esperar, no tardó mucho en anunciar que esos 20.000 lanzallamas ya estaban vendidos, recaudando de esta forma alrededor de 10 millones de dólares para su recientemente fundada compañía en cuestión de cuatro días. Anteriormente, ‘The Boring Company’ comercializó con éxito gorras, de las que vendieron nada menos que 50.000 unidades en poco tiempo. Así que el paso siguiente para Musk tras las gorras pasaba por hacer lo que nadie hasta entonces había hecho: lanzar y comercializar un producto como un lanzallamas.

Y así llegamos hasta el domingo 10 de junio, cuando ‘The Boring Company’ y Elon Musk han entregado los primeros lanzallamas a los clientes en un evento que se celebró en la ciudad californiana de Los Ángeles. Eso sí, para evitar problemas legales, Musk ha rebautizado este peculiar aparato como un ‘no-lanzallamas’ y ha compartido una serie de consejos para utilizarlo con seguridad a través de su perfil oficial en Twitter.

Las primeras 1.000 unidades ya están en manos de compradores particulares, que no dudaron en hacer uso de sus nuevos lanzallamas durante el acto de entrega para el regocijo de Musk. Y aunque todavía no han trascurrido 24 horas desde el acto de entrega, ya hay quien ha tenido tiempo para anunciar su lanzallamas en eBay, donde es posible encontrar unos cuantos con precios que rondan los 3.000 dólares.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.