Desde sus orígenes, Citroën ha entendido el confort como un concepto clave a integrar en sus vehículos. El primero en aparecer, hace ahora 100 años, el Tipo A, presumía de asientos acolchados. Sí fue el primero, pero no el último, porque más tarde llegaría el Citroën C6 Grand Luxe, utilizado en 1931 por André Citroën como argumento publicitario; los GS, CX, SM y BX y sus banquetas con amortiguación suave, relleno lumbar y apoyo para los muslos y las piernas o el CX Prestige, con sus asientos tipo ‘salón’ con reposapiés elevados en la parte posterior. Y así, automóvil tras automóvil hasta llegar a nuestros días…

Y es que la compañía francesa sigue cuidando tanto al piloto como al resto de pasajeros. Para ello pone especial empeño en la suspensión, el puesto de conducción, la insonorización y los asientos, atendiendo en los últimos la comodidad, los materiales y la ergonomía con la intención de “vivir la experiencia de viajar a bordo de un Citroën como en una burbuja de confort”. Y es así como nace el programa Citroën Advanced Comfort, y con él, los Asientos Advanced Comfort que equipan el (prueba) Citroën C5 Aircross y C4 Cactus.

Disección asientos Citroën Advanced Comfort
Disección de un asiento Citroën Advanced Comfort perteneciente a un C4 Cactus.

Asiento Advance Comfort

Me ajusto los guantes quirúrgicos estériles de latex sin polvo, cojo el bisturí y comienzo a diseccionar un asiento Citroën Advanced Comfort para ver su composición… Todos los asientos del Grupo PSA, independientemente del modelo y del tipo que sean, están desarrollados sobre un chasis patentado. Esa estructura de metal se recubre de una espuma, que, dependiendo de si son normales o Advance Comfort, tendrán diferente dureza -resistencia que tiene a la compresión- y densidad -volumen del asiento al inyectarle una mayor cantidad de espuma-.

Asiento estándar

  • El guarnecido va pegado a una espuma de 2 mm
  • Espuma de poliuretano de densidad estándar
  • Banqueta 55g/L, 7,5 à 8KPa
  • Respaldo 45g/L, 5,5 à 7KPa

Asiento Advance Comfort

  • El guarnecido va cosido a una espuma de 15 mm
  • Espuma de poliuretano de alta densidad
  • Banqueta 65g/L, 7KPa
  • Respaldo 55g/L, 5,5KPa

Al tener mayor densidad, los asientos Comfort ofrecen más comodidad, pero también mayor durabilidad. Cuenta con dos durezas de espuma: una más suave para la parte central y una más fuerte para los respaldos laterales. También dos densidades: una más alta en la parte de la banqueta y una más suave en la del respaldo. Con esta combinación se consigue que el material se adapte a las curvas naturales de nuestra columna vertebral, de esta forma la postura también será lo más natural posible. Eso la parte más suave, porque la más dura recogerá nuestro cuerpo, favoreciendo el mecanismo estabilizador de la propia columna, garantizando un reparto homogéneo de la presión que sufren nuestras vértebras ante un golpe.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.