A veces, las mejores ideas surgen en el momento menos esperado. Y, si no, que se lo digan a Gordon Murray, el creador de uno de los superdeportivos más importantes y espectaculares de la historia del automovilismo. Este es el origen del McLaren F1, concebido en el aeropuerto de Milán… en una servilleta.

Hay que remontarse hasta 1988 para encontrar el origen del F1. Una época en la que había grandes superdeportivos, como el Ferrari F40 (prueba), y en la que Lamborghini ya trabajaba en el desarrollo del sustituto del Countach, el Lamborghini Diablo. Ese año, Murray esperaba su vuelo en una sala del aeropuerto de Milán, tras la celebración del Gran Premio de Fórmula 1 en Monza.

Para matar la larga espera, el diseñador británico empezó a dibujar un coche sobre una servilleta de papel. Poco a poco, fue dándole una forma de gran deportivo que destacaba por sus líneas aerodinámicas, pero también por su extraño interior con tres asientos.

El origen del McLaren F1: de la servilleta a la calle

McLaren F1

Cuando Murray entregó el boceto a Ron Dennis, el fundador y jefe entonces de McLaren, quedó totalmente impresionado y le pidió que convirtiera en realidad ese dibujo, sin que tuviera que preocuparse por el presupuesto. Con el Ferrari F40 en el punto de mira y con el objetivo de batirlo, la marca británica se decidió a construir un deportivo ligero y muy potente.

Entonces, Murray de puso manos a la obra y concibió un coche que rondara la tonelada de peso y una potencia de unos 550 CV para competir con los 485 CV y 1.100 kg que declaraba el F40. Para la construcción del chasis no había problemas, ya que se encargaría la propia McLaren. Pero el motor había que encontrarlo fuera y, para ello, llamaron a la puerta de Honda, la marca que suministraba los motores a los coches de Fórmula 1 que conducían Ayrton Senna y Alain Prost.

Llega BMW

McLaren F1

Sin embargo, la marca japonesa consideró que no le compensaba el enorme esfuerzo que le iba a suponer producir un motor nuevo para el coche que tenían en mente los ingenieros británicos. Luego probaron con Izuzu, pero no alcanzaba las exigencias de McLaren. Al final, el acuerdo llegó con BMW, cuya división Motorsports había desarrollado el prototipo M8, un vehículo que no acabaría llegando a producción, pero el motor sí serviría para el F1.

El motor del McLaren F1 era un V12 de 6.0 litros con doble árbol de levas y cuatro válvulas por cilindros, con un sistema de distribución variable e inyección multipunto Bosch Motronic. Era capaz de producir 627 CV enviados directamente al tren trasero, a través de una caja de cambios de cinco relaciones, con embrague de triple disco. Con esto, el primer coche de calle de la firma alcanzaba los 356 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos.

McLaren F1

Hoy en día, sigue siendo el coche con motor atmosférico más rápido del mundo. Gracias a sus 627 CV y a un peso muy contenido de 1.140kg, tenía la mejor relación peso-potencia del mundo. Para disminuir el calor que se generaba dentro y mejorar el rendimiento, parte del motor está cubierta por una capa de oro de 24 kilates.

El primer coche de calle que gana en Le Mans

McLaren F1

Decía Gordon Murray que un superdeportivo debe dar miedo al conducirlo. Dicho y hecho. El McLaren F1 ofrecía un comportamiento en carretera más propio de un coche de carreras que de un deportivo de la época. Además, no tenía ningún tipo de ayuda electrónica, como ABS, dirección asistida o control de estabilidad y tracción.

Esto le permitió participar en numerosas competiciones sin recibir muchas modificaciones. Aunque la victoria más sonada y recordada llegó en 1995, en Le Mans, cuando un McLaren F1 GTR de calle, y no un prototipo, cruzó en primer lugar la línea de meta del circuito de La Sarthe.

Una leyenda del automovilismo

McLaren F1

El McLaren F1 está considerado como uno de los coches más especiales de todos los tiempos. La compañía realizó algunas versiones especiales, además del F1 original, todas ellas centradas en el mundo de la competición, como el F1 GTR, el F1 LM y el F1 GT.

En total, McLaren construyó 106 unidades del F1, el primer superdeportivo de la marca producido para la calle y no para los circuitos. El F1 abrió el camino a otros modelos que han llegado hasta nuestros días. Pero el origen del McLaren F1 está en el dibujo de Murray plasmado sobre una servilleta en el aeropuerto de Milán.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.