El coche del presidente de EEUU no es cualquier vehículo. El presidente americano número 46, Joe Biden, cuenta con un automóvil a prueba de bombas, literalmente. Un modelo que incorpora una serie de particularidades a cada cual más curiosa. Ahora bien, ¿qué es lo que más destaca en un coche destinado a transportar a una de las personas más importantes del mundo? Mira esta lista para descubrirlo. Un apunte: se denomina 'La Bestia'.

Proteger

Se trata de un Cadillac. Pero no cualquier Cadillac, sino un One. Está preparado para que no pueda ser destruido por nada ni por nadie. Dispone de, entre otros sistemas, una tecnología propia de extinción de incendios, unas cerraduras especiales exclusivas o cámaras con función de visión nocturna. Asimismo, impide un ataque químico, puesto que el interior es capaz de sellarse por completo. También en caso de recibir un impacto, una espuma recubre el tanque de combustible para evitar una explosión.

coche del presidente de EEUU

Las puertas tienen 20 centímetros de grosor. Pero no solo son anchas, también resistentes al estar reforzadas con aluminio, cerámica y acero. También las ventanas, que tienen casi 13 centímetros de anchura, son a prueba de balas y no se abren.

Atacar

coche del presidente de EEUU

El coche del presidente de EEUU no tiene solo la capacidad de proteger a sus ocupantes, sino también de atacar a lo que pueda representar una amenaza. Cuenta con varios cañones que disparan gas lacrimógeno, unas cuantas escopetas y lanzagranadas.

Circular a toda costa

Las ruedas están fabricadas por Goodyear especialmente para The Beast. Están reforzadas con Kevlar, una fibra sintética ultra resistente, con la que puede seguir rodando aún estando pinchadas por clavos o perforadas con balas.

Ser varios coches a la vez

coche del presidente de EEUU

El Cadillac One no es un modelo de la firma americana que se comercialice al gran público. Se trata de una mezcla entre un CT6, una berlina grande de la compañía yanqui, una limusina y un todoterreno, ya que su altura libre con respecto al suelo, sin tener el dato, es considerable. Solo hace falta verlo.

Pasar por cualquier lado

coche del presidente de EEUU

Fruto de lo anterior, el coche del presidente de EEUU puede pasar por casi cualquier terreno, ya que (como es obvio) los bajos están protegidos. Quizá solo le surgirían algunos problemas con su ángulo de salida, ya que el voladizo trasero es relativamente largo.

Llevar muchos pasajeros

coche del presidente de EEUU

La configuración interior de este coche es de dos plazas delante, tres detrás... y otras dos más atrás. Porque además del presidente y su mujer, en el vehículo ha de ir el chófer y alguien de seguridad, eso como mínimo. Así que qué menos que contar con un habitáculo de siete plazas.

Ser conducido por alguien muy especial

Cualquier persona no está capacitada para conducir el Cadillac One. Tiene que ser alguien que haya sido entrenado por el Servicio Secreto y mantenerse en plenas facultades físicas. Además, debe estar preparado para manejar el vehículo en condiciones límite, como por ejemplo en maniobras evasivas.

Puede ser sustituida rápidamente

'La Bestia' fue encargada por el Servicio Secreto de los Estados Unidos en 2014, pero apareció por primera vez en septiembre de 2018. El encargo que hizo el Gobierno a General Motor constaba de 15 unidades por una suma de 15.8 millones de dólares -cada una tiene un precio de un poco más de un millón de euros.

coche del presidente de EEUU

Además, como el Presidente de los EE.UU. también cuenta con su propio avión. Si Joe Biden tiene el Air Force One, la limusina presidencial cuenta con un C-17 Globemaster de transporte. En los viajes se suma otro The Beast y un Chevrolet Suburban blindado que es conocido como 'Roadrunner' o 'Correcaminos'.

Comunicarse

coche del presidente de EEUU

Las comunicaciones son un aspecto clave, y por eso el coche presidencial de Estados Unidos se encuentra equipado con lo último en tecnología en este sentido. Dispone de sistemas que tan solo se utilizan en el ámbito militar y también puede ser rastreada su señal a través de GPS. Tiene conexión directa con la vicepresidenta, Kamala Harris, La Casa Blanca y El Pentágono.

Estas son las leyes de tráfico más absurdas en Estados Unidos

Mover su increíble peso

The Beast tiene un peso de, nada más y nada menos, 9.979 kilogramos. De mover esta mole se encarga un motor diésel Duramax de 214 CV, que va asociado a un cambio que proviene de camiones de General Motors. Eso sí, la velocidad máxima que alcanza ronda los 100 km/h.

Estar preparado para las emergencias

coche del presidente de EEUU

¿Quién debería estar más preparado para las emergencias que el coche del presidente de EEUU? Entre la fila de asientos delantera y trasera hay un cristal que solo puede bajar el propio presidente. Pero es que, además, en caso de que fallen todos sus sistemas, en la parte de atrás del habitáculo hay un botón del pánico. A esto se suma un tanque de oxígeno y los equipos médicos necesarios para hacer realizar transfusiones de sangre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.