Todos hemos sido novatos alguna vez, luciendo nuestra ‘L’ con orgullo en la luna trasera de un coche que, por norma general, era de nuestros padres. Eran éstos los que nos dejaban conducirlo, casi siempre con ellos al lado o, cuando nos ganamos su confianza, por nuestra cuenta. Sin embargo, pronto sentimos la necesidad de ponerlos a los mandos de nuestro propio vehículo y, en ese contexto, lo normal es que nos asalten las dudas al comprar mi primer coche. ¿Qué tengo que tener en cuenta? Antes de contratar un seguro para tu coche, sigue estos importantes pasos.

Como es lógico, no se trata de una decisión que haya que tomar a la ligera, existiendo muchos aspectos que hay que contemplar y evaluar en orden de hacer una buena elección. Ante todo hay que armarse de paciencia y tener en cuenta que el proceso puede ser más o menos largo en función de nuestra situación. Sin embargo, te dejamos unos cuantos consejos para que comparte tu primer coche sea algo más sencillo y llevadero. Sin embargo, te dejamos unos cuantos consejos para que comprarte tu primer coche sea algo más sencillo y llevadero.

Auténticos todoterrenos de segunda mano

Coche nuevo o usado

Lo más probable es que estés deseando estrenar tu propio automóvil, pero, quizá, un vehículo nuevo no sea la mejor opción. Dando por hecho que la mayoría de los que se encuentran en esta situación son novatos, su experiencia es limitada, así que hacerse con un coche usado puede ser una mejor alternativa por varios motivos: menor coste, menos atractivo para ladrones, menos ‘dolor’ a la hora de provocarle los inevitables primeros arañazos/golpes, etc.

comprarme mi primer coche

Conoce tu presupuesto

Lógicamente, el dinero te va a abrir la puerta a un abanico distinto de automóviles. Si es reducido, tendrás que conformarte con vehículos de ocasión, y cuanto mayor sean las posibilidades, más amplia serán las opciones a elegir. También tienes que tener en cuenta cuál es tu objetivo con tu primer coche: ¿se trata de uno que quieres conservar durante bastante tiempo o es simplemente para practicar y cambiarlo pronto? Si es el primer caso, convendría invertir algo más de capital, asegurándote, en teoría, un coche con menos uso y en mejor estado; mientras que en el segundo, con un presupuesto ajustado, puedes conseguir uno con el que salir del paso hasta poder hacer una adquisición futura que vaya a ser más duradera.

Las marcas cuyos coches de segunda mano más y menos se devalúan

Piensa en el uso que le vas a dar

No es lo mismo que necesites el coche para un uso diario que para los fines de semana. Mientras que para lo primero te interesa un diésel de menor consumo, para lo segundo quizá no te rente hacer el desembolso extra que supone un vehículo de gasóleo. Tampoco es lo mismo lo que necesitas para ti solo, que si tienes pareja o incluso hijos: el espacio interior y de carga varían, así como la tipología de coche (compacto, monovolumen, SUV, etc).

Recomendaciones mecánicas

Esto va según gustos, pero es innegable que hay ciertas características del apartado mecánico que te conviene probar. Para empezar, la potencia del motor. Por mucho que quieras correr, lo suyo es que el bloque tenga una potencia contenida, ni escasa para que te deje vendido, ni en exceso, puesto que todavía no estás acostumbrado a conducir.

comprarme mi primer coche

También, aunque sea lo fácil, es desaconsejable optar por un coche automático. Es más cómodo y posiblemente a lo largo de tu vida acabes haciéndote con uno, pero en tus primeros pasos es recomendable uno con cambio manual, que te fuerce a mejorar el entendimiento de la transmisión y el uso del embrague hasta que lo tengas interiorizado.

El seguro

Seas un ‘L’ recién salido de la autoescuela o no, que nunca hayas tenido un vehículo asegurado a tu nombre supone que la tarifa va a ser más alta sí o sí. Además, ten en cuenta que cuanto más caro sea tu primer coche, cuanto más equipamiento tenga y mayor sea tu potencia, también más alto a pagar será el precio.

Los mejores coches usados de 2018 según DEKRA

No hay mucho que puedas hacer al respecto; sí puedes poner el seguro del vehículo a nombre de alguien con más experiencia -padre, madre, hermano, hermana…- y figurar tú como segundo conductor.

Sobre todo, que te guste

A pesar de todo lo dicho, lo importante es que tu primer coche te guste. Significa tu pinito en el mundo de la automoción y siempre te acordarás de él. Lógicamente, no va a ser el coche de tus sueños, pero no es lo mismo ponerte al volante de un vehículo que te agrada, que hacerlo al de uno que no sea santo de tu devoción.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.