Las elevadas temperaturas de la estación estival son comunes en la inmensa mayoría de comunidades autónomas. Son varios meses de calor, intenso sol y aridez que nos afecta tanto a nosotros mismos como a cualquier objeto a la intemperie, incluyendo, por supuesto, los coches. Además de los desperfectos que el sol puede ocasionar en un vehículo, el habitáculo se puede convertir en todo un horno. Saber cómo combatir las altas temperaturas en el coche nos permitirá ganarle la partida al sol en nuestro territorio.

Según un estudio llevado a cabo por el RACC en el año 2015, la temperatura del interior de un coche estacionado al sol y sin aire acondicionado puede ser de hasta 55º C cuando en el exterior se registra una temperatura de 35º C, mientras que la superficie del salpicadero puede llegar hasta los 72º C en las mismas condiciones. Además, existen diferencias dependiendo del color de la carrocería (las pinturas oscuras absorben más la luz y aumentan su temperatura).

Cómo combatir las altas temperaturas en el coche

Como combatir altas temperaturas coche
Evita aparcar el coche al sol siempre que sea posible

Nuestro principal objetivo será evitar que el calor penetre en el interior del coche, por lo que debemos aplicar algunos consejos rápidos que nos permitan combatirlo. El primero, y más obvio, es tratar de aparcar a la sombra. Ya sea bajo la protección de una edificación, un árbol o cualquier tipo de techado, un coche a la sombra en verano tendrá una temperatura interior mucho más baja que si lo estacionamos al sol. También combatiremos el deterioro prematuro de los elementos del habitáculo, preservaremos el estado de la pintura y evitaremos averías de componentes electrónicos y mecánicos.

Si no existe la posibilidad de estacionar a la sombra, una buena forma de combatir las altas temperaturas en el coche son los parasoles o cortinillas. Estos elementos, de plástico o cartón, son baratos y fáciles de conseguir. Están diseñados principalmente para colocarlos en la luna delantera, pero existen cortinillas que se pueden adherir mediante ventosas a las ventanas laterales, lo que reducirá la incidencia de los rayos solares en la cabina y reduciendo algún grado más la temperatura interior.

Derivado de los parasoles y cortinillas son los cristales tintados. Ya sean de serie o no, los cristales oscurecidos del coche ayudan a reducir la temperatura interior y añaden un extra de privacidad. Sin embargo, esta solución conlleva una serie de requisitos de homologación, ya que no todos los cristales tintados son legales y no se pueden instalar en todas la ventanas y lunas, salvo en las ventanas traseras y la luneta posterior. Confía siempre en los mejores profesionales para el laminado de lunas, quienes te asesorarán y ofrecerán productos de primera calidad.

Qué hacer para reducir la temperatura del interior

Como combatir altas temperaturas coche
El climatizador será nuestro gran aliado

Has aparcado el coche al sol y, tras varias horas estacionado, vuelves para reemprender tu viaje. La temperatura en el interior será demasiado elevada y necesitas reducirla de manera efectiva y rápida. Si te encuentras ante esta situación, puedes seguir una serie de trucos sencillos que te ayudarán a reducir la temperatura del interior para poder acceder al habitáculo sin parecer que estamos entrando en una olla a presión.

El primer consejo es bajar las ventanas y abrir las puertas, dejando el vehículo unos minutos. Este simple gesto te permitirá bajar bastantes grados la temperatura, ya que el aire del exterior (a menor temperatura) reemplazará el del interior (a mayor). No conectes inmediatamente el aire acondicionado, ni arranques el motor y, por supuesto, si viajas con niños pequeños, no los acomodes dentro del coche hasta no haber comprobado la temperatura.

El siguiente paso es conectar el aire acondicionado o el climatizador. Si no obvias el paso anterior, el aire acondicionado funcionará mejor y notarás su efecto más rápidamente. Por último, inicia la marcha de nuevo y circula algunos metros con las ventanas bajadas y el aire acondicionado activo. Cuando notes el efecto del frío, vuelve a cerrar las ventanas. Una forma de reducir la temperatura del interior en hasta 10º C en apenas 30 segundos la encontrarás en este vídeo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.