Si el lunes hablábamos de un conductor de 19 años que fue cazado a 283 km/h en un BMW M3, hoy te traemos la noticia de la Policía estatal de New Hampshire, en Florida, detuvo el pasado domingo a un motorista que circulaba a 275 km/h en estado de embriaguez. El conductor de la moto, de 36 años, fue arrestado, aunque ya ha sido puesto en libertad a la espera de un juicio.

Durante un control de tráfico rutinario, los agentes detectaron que un motorista viajaba a 193 km/h cerca de Exeter. Poco a poco, la moto siguió acelerando hasta alcanzar supuestamente los 257 km/h. El agente que estaba usando el radar de velocidad contactó entonces con otro agente que se encontraba más adelante en la ruta, para informar de lo ocurrido.

Cazado un motorista que circulaba a 275 km/h en estado de embriaguez

Fue entonces cuando este segundo agente pudo registrar la velocidad máxima a la que fue cazado el motorista: 171 mph (275 km/h). Los hechos tuvieron lugar en una vía público alrededor de las 17:15 hora local, cuando la Policía interceptó al motorista y logró dar el alto al vehículo.

El último truco para no ser cazado por los radares de la DGT (y que no funciona)

Según se ha informado, el motorista que circulaba a más del doble de la velocidad máxima permitida en esta vía, también viajaba bajo los efectos del alcohol, por lo que ahora se enfrente a cargos de conducción imprudente, conducta negligente y conducción agravada en estado de embriaguez.

Tras el arresto, el conductor de la motocicleta fue puesto en libertad a la espera de un juicio en el que se procederá a la lectura de cargos el próximo 1 de junio. Esta no es la primera vez que la Policía de New Hampshire intercepta a un conductor que circula superando considerablemente los límites de velocidad. El año pasado, de hecho, cazaron a un Chevrolet Corvette que viajaba a 259 km/h.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.