Aunque en España las matrículas son como son y poco o nada puede elegir un conductor en cómo luce la de su vehículo, otros países como Estados Unidos ofrecen amplias opciones de personalización que van desde el texto a la decoración de la misma. Ahora bien, esto hace que se puedan lucir mensajes o imágenes que pueden ofender a según que grupos, como se ha dictaminado en Carolina del Norte con las matrículas con la bandera confederada, que se han vetado.

Este Mercedes-AMG C43 tiene una matrícula de 1932 que vale más que él: 1,6 millones de euros

La decisión se aplicó desde el pasado 1 de enero y ha sido tomada por la North Carolina Division of Motor Vehicles (NCDMV), que emitió un comunicado que reza lo siguiente: “La División de Vehículos Motorizados ha determinado que las matrículas que llevan la bandera de batalla de la Confederación tienen el potencial de ofender a quienes las vean. Por lo tanto, hemos llegado a la conclusión de que la exhibición de la bandera de batalla de la Confederación no es apropiada para mostrarse en placas especiales, que siguen siendo propiedad del estado”.

El conflicto viene desde atrás ya que mientras unos lucen la bandera como símbolo de orgullo sureño, para otros lo que simboliza es el racismo y recuerda los tiempos en los que la esclavitud era legal en los Estados Unidos.

La NCDMV ha apoyado su decisión en una sentencia de la Corte Suprema de 2015 en al que dictaminó que el estado de Tejas no violó la primera enmienda cuando rechazó la solicitud de los Sons of Confederate Veterans (SCV) para emitir una placa con dicha bandera.

La SCV es una asociación sin ánimo de lucro que agrupa a descendientes varones de soldados que combatieron en el bando confederado. Se fundó en 1890 y, entre sus objetivos, está el de “fomentar la preservación de la historia… y perpetuar el registro de los servicios de cada soldado del sur”. Es lógico que la decisión no les haya gustado y el comandante en jefe de la organización ha anunciado que lucharán contra ella.

En EE.UU., las matrículas son propiedad del país, pero para grupos y asociaciones reconocidas, como la SCV, se permite crear placas con un diseño especial (en Carolina del Norte hay más de 3.000 circulando). Sin embargo, la NCDMV argumenta que pese a ello, la organización no tiene derecho a dictar el contenido de las mismas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.