Siempre duele ver como un coche es abandonado a su suerte, presa del tiempo, el óxido y las inclemencias del tiempo. Cada dos por tres salen a la luz ‘joyas de granero’ (barn finds, en inglés), que no están en su mejor estado pero que coleccionistas adquieren para restaurar y sumar a su colección. Lo curioso de este caso es que los clásicos americanos que los protagonizan no estaban a resguardo en ningún sitio, estaban a la intemperie.

9 clásicos para gente con poco presupuesto

El comprador de los vehículos, algunos con más de 50 años de antigüedad, contactó con el canal de Youtube Hagerty, que lleva a cabo una serie sobre este tipo de descubrimientos (ya van 49 episodios), para mostrarle todos los coches que tenía al aire libre en un campo de North Carolina, justo detrás de su tienda.

Como es de esperar, teniendo en cuenta los años que han pasado a merced de los elementos, la mayoría de los vehículos están completamente destrozados, consumidos por el óxido y han llegado a un punto en el que están o más allá de toda reparación o necesitando una inversión tan grande que poco sentido tendría llevarla a cabo.

Así serían actualmente estos 8 clásicos de carreras

Aunque duele ver cualquier coche en estas condiciones, el sufrimiento es ligeramente pasable cuando hablamos de modelos comunes de los que se fabricaron muchas unidades, pero es inevitable sentir rabia cuando en la inmensa lista de vehículos se encuentran Chevrolet Corvette clásicos, Impala… e incluso un De Tomaso Pantera, cobijado a medias bajo un pequeño porche y que, pese a no estar tan destrozado como los otros ejemplares, da pena ver el estado en el que está.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.