BMW estableció el tope de gama del Serie 2 en el M2 CS hace ya más de un año, pero hay quienes se quedaron con ganas de conocer un hipotético CSL. La marca bávara no tiene planes de hacerlo realidad, pero eso no ha sido impedimento para que el dueño de un M2 de 2016 haya creado el suyo propio, el BMW M2 CSL Turbomeister Edition.

BMW 2002 Hommage: un tributo presente en Villa d’Este

Su inspiración está más que clara: el BMW 2002 Hommage Concept que conocimos en 2016 y que el fabricante presentó en Pebble Beach con una decoración negra y naranja basada en las pinturas de guerra de competición de la década de los 70. De hecho, Topaz Detailing, los encargados de este apartado, pudieron tomar medidas con el prototipo original para trasladar el diseño al vehículo de la manera más fiel posible.

BMW M2 CSL Turbomeister Edition

No es la única modificación exterior con la que cuenta, ya que los faldones laterales son de AC Schnitzer, el difusor es nuevo, cuenta con una salida de escape cuádruple firmada por Akrapovic y calza unas llantas BBS de 19 pulgadas.

Más interesantes todavía son las novedades a nivel mecánico. El motor sigue siendo un bloque 3.0 biturbo de seis cilindros en línea, pero cuenta con una nueva toma de aire y otros añadidos para desarrollar 520 CV y 660 Nm de par máximo, lo que supone 110 CV y Nm más de los que da el modelo de serie. Si a eso se suma que se han aligerado 110 kilos, sus prestaciones deben ser sensiblemente mejores (no se ha dado el dato) que los 4 segundos que tarda en pasar de 0 a 100 km/h al salir de fábrica.

BMW M2 CSL Turbomeister Edition

Otras mejoras con las que cuenta son una suspensión nueva, software específico para la caja de cambios y el diferencial, y unos frenos delanteros algo más pequeños para ayudar con la reducción de peso.

Marc Ruten, el afortunado propietario del automóvil, ha declarado que “para mí, el proyecto Turbomeister se ha convertido en la realización de un sueño de crear un coche a medida basado en un producto BMW M. El profundo amor por las marcas BMW y M, el M3 CSL y la historia de la decoración Turbomeister me permitieron crear y mostrar una configuración que se mantiene fiel a la naturaleza histórica del dicho ‘Puro placer de conducir'”.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.