La historia de BMW está llena de modelos importantes, pero de entre todos ellos seguramente el BMW 530 MLE sea uno de los más curiosos. Seguramente nunca hayas oído hablar de él y es normal, porque se trata de un coche que solo se fabricó en Sudáfrica, pero en realidad es considerado como el primer BMW M no oficial, y ahora la marca alemana va a restaurarlo para devolverlo a la vida.

9 clásicos para gente con poco presupuesto

Las siglas MLE responden a ‘Motorsport Limited Edition’ y las lució una tirada muy limitada de unidades del BMW Serie 5 E12 producida en 1976 y 1977. Su objetivo era participar en la categoría sudafricana de coches de serie modificados para competir, lo que llevó a fabricar 110 ejemplares el primer año y 117 en el siguiente. Sin embargo, debido a la alta demanda se acabaron produciendo todavía más.

El BMW 530 MLE, el precursor del BMW M5, se fabricaba en la factoría de la marca en Rosslyn, en Sudáfrica, y contaba con una combinación de elementos única. Parte de la carrocería estaba hecha de aluminio y acero ligero para reducir el peso, tarea en la que se puso tanto empeño que se llegó a agujerear diversos paneles interiores e incluso los pedales.

BMW 530 MLE

Su carrocería lucía algunos elementos aerodinámicos específicos, como un labio en el paragolpes delantero, pasos de rueda más anchos y un alerón más grande. Además, calzaba unas llantas Manhle de construcción ligera.

El motor, como no podía ser otro, era un bloque 3.0 de seis cilindros en línea que se modificaba en la propia fábrica para llevarlo hasta los 200 CV y los 277 Nm de par máximo. Gracias a ello era capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y de marcar una velocidad máxima de 208 km/h.

A la venta una colección clásica de modelos de BMW

BMW ha recuperado el chasis 7701000, que fue el BMW 530 MLE número 100, y en su proceso de restauración ha incluido a varios empleados que participaron en su construcción.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.