El bautizado como ‘Batmobile’, el BMW 3.0 CSL IMSA de 1973, es uno de los coches de carreras más emblemáticos jamás construido por BMW. Tan solo se crearon cinco ejemplares de este modelo de carreras y jamás se conoció una variante con especificaciones de calle. Sin embargo, ahora que la tecnología de edición digital está a disposición del hombre, podemos dejar de imaginar y averiguar cómo podría haber sido el BMW 3.0 CSL IMSA de 1973 en su versión de calle.

A la venta este BMW M1 Procar de 1980

El vehículo original estaba equipado con grandes alerones y splitter que hacían del apartado aerodinámico uno de sus puntos fuertes. Estas características le valieron al 3.0 CSL IMSA de 1973 su apodo de ‘Batmobile’. Y, aunque se construyó una versión de carretera, éste presentaba un aspecto mucho más moderado que la variante que conquistó los circuitos por los que pasaba (y pasa en la actualidad) el campeonato.

Así podría haber sido el BMW 3.0 CSL IMSA de 1973 en su versión de calle

BMW 3.0 CSL IMSA 1973 version calle

Sin embargo, ¿cómo habría sido una versión de calle derivada directamente del BMW 3.0 CSL IMSA de 1973? Gracias a las recreaciones del diseñador Khyzyl Saleem podemos descubrir cómo habría sido el modelo de calle si se hubiera conservado en su totalidad el aspecto del modelo de competición.

La parte delantera del vehículo está protagonizada por un parachoques de gran tamaño dotado de un splitter que se encuentra a pocos milímetros del suelo. También presenta un conjunto de faros LED modernos para que el coche sea un poco más apropiado para el uso en la calle. Uno de los aspectos más destacados del BMW de carreras fueron sus pasos de rueda delanteros y traseros acampanados, un elemento que se ha conservado en la versión de calle.

BMW 3.0 CSL IMSA 1973 version calle

Un junto de llantas BBS de estilo clásico es el único elemento que entra en contacto con el suelo a través de unos neumáticos deportivos. Mientras tanto, la zaga presenta el elemento más identificativo del modelo, un descomunal alerón trasero sobre la cubierta del maletero y un segundo alerón más pequeño sobre el techo. Un grupo óptico de LED ilumina también la parta trasera del vehículo, así como una serie de ganchos de remolque específicos.

Fotos: Khyzyl Saleem (Facebook)

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.