La contaminación en Madrid ha aumentado aunque hay menos coches: ¿es posible? Efectivamente y es la situación que se está viviendo en Madrid actualmente. Tras el paso de Filomena ha llegado un anticiclón con tiempo soleado, bajas temperaturas y ausencia de viento que, sumado a la inversión térmica, ha hecho que la ‘boina’ regrese a la capital.

¡Impresionante! Así lucía el Circuito del Jarama totalmente cubierto de nieve tras Filomena

Tal y como informa la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental del consistorio local, en los últimos días los niveles de contaminación en Madrid han aumentado. En las estaciones de Sanchinarro, Plaza de Castilla, Castellana, Cuatro Caminos, Méndez Álvaro, Plaza Elíptica el nivel de calidad del aire era malo mientras que en las situadas en Plaza de España, Plaza del Carmen, Moratalaz, Villaverde, Arturo Soria, Ramón y Caja y Retiro era regular. Sólo en Urbanización Embajada, El Pardo Barajas y Vallecas la situación era buena. El resto de medidores no tenían datos disponibles.

Madrid

Los niveles

La situación ya era preocupante el miércoles cuando la famosa ‘boina’ hizo acto de presencia sobre Madrid a pesar de que muchos coches seguían bloqueados por la nieve y no podían circular. La presencia de partículas PM 2,5 en el aire era preocupante mientras que el nivel de las PM 10 era regular en todos los puntos menos en el noreste (buena) y en el sureste (mala). Vallecas, por ejemplo, superó el  valor límite diario con 57 microgramos por metro cúbico.

En cuanto a dióxido de nitrógeno (NO2) la situación también era regular en todas las zonas salvo en el noroeste. No en vano, el nivel rebasó los 40 microgramos en diferentes estaciones: hablamos del valor medio anual que no debe superarse.

Madrid

Las razones

¿Por qué está ocurriendo esto si hay menos circulación? Son dos razones las que explican el regreso de la boina a Madrid. En primer lugar nos encontramos con el fenómeno de inversión térmica: una alteración de las capas de la atmósfera que bloquea el flujo vertical del aire caliente hacia arriba. Esto hace que los gases de los tubos de escape se queden en las capas bajas. En segundo lugar está la situación de anticiclón invernal que se está viviendo en Madrid: al no haber inestabilidad ni viento las partículas no se disipan y la contaminación aumenta.

1 Comentario

  1. Demostrado, los coches no eran los que contaminaban, era otra conspiración de los negacionistas, es el Metro.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.