Durante años, el combustible por excelencia de todo deportivo y superdeportivo que se precie ha sido la gasolina. Y decimos durante años porque la tendencia actual es hacia la electricidad nos guste o no. Sin embargo, hubo una época en la que marcas como Audi quisieron darle una oportunidad al diésel.

Audi R8 TDI Le Mans Concept 3/4 trasera

Para ello, la firma de los cuatro aros concibió lo que se conoce como Audi R8 TDI Le Mans Concept, o en otras palabras, una herejía para muchos. Y es que el simple hecho de que Audi gestase una variante diésel de su superdeportivo a modo de concept provocó la ira de muchos, pero ¿realmente fue una idea tan alocada?

5 coches de carreras con motor diésel que hicieron historia

Audi R8 TDI Le Mans Concept: el superdeportivo diésel que no llegó a ser

Y es que, por aquel entonces, el año 2008, el segmento de los superdeportivos estaba dominado por la clara supremacía de marcas como Ferrari, Porsche y Lamborghini. El Audi R8 era un recién llegado con mucho potencial y con muchas ganas de cambiar las reglas del juego.

Aprovechando su buen hacer en Le Mans, la firma alemana propuso una idea nunca antes concebida, la de un superdeportivo diésel. Y es que los motores TDI ya habían acuñado importantes gestas en la competición por aquel entonces, por lo que no resultaba descabellado llevar este portento de la deportividad a las calles.

Audi R8 TDI Le Mans Concept lateral

Fue entonces en el Salón de Detroit de 2008 cuando Audi presentó los que para muchos era una pesadilla: el Audi R8 TDI Le Mans Concept. Detrás de su apariencia casi normal y corriente, se escondía un poderoso V12 TDI de 6.0 litros, un propulsor que buscaba homenajear a los empleados en competición.

A la venta uno de los seis Audi R18 TDI Ultra de 2011

De dicho motor se extraía la friolera de 500 CV y 1.000 Nm de par, cifras que garantizaban un 0 a 100 en 4,2 segundos y una velocidad punta de 300 km/h. En el fondo dicho motor poco tenía que ver con el empleado en Le Mans, puesto que se trataba de la unión de dos bloques 3.0 V6.

Audi R8 TDI Le Mans Concept frontal

Sin embargo, esta configuración implicó importantes problemas técnicos para los ingenieros de Audi. Y es que la ubicación del motor y el tremendo par que emanaba no eran fáciles de gestionar, sobre todo este último aspecto, que suponía el atragantamiento de las cajas de cambios disponibles por aquel entonces.

Audi R8R LMP Prototype 1998: la primera piedra del éxito en Le Mans

La solución implicaba el desarrollo de una caja específica para esta versión, pero los costes se disparaban y no se podrían cubrir con la estimación de ventas. Con esta premisa, la firma de los cuatro aros decidió abandonar la idea del Audi R8 TDI pero no sin antes llevar a cabo un buen trabajo de marketing.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.