Audi acaba de darla bienvenida a un nuevo híbrido enchufable. No se trata de un modelo inédito, sino de la versión PHEV de uno de los SUV que ya forman parte de su actual gama: el Audi Q8. Con esta ampliación, este todocamino coupé mejora la eficiencia de su oferta mecánica con una versión que, además, está disponible con dos niveles de potencia. El Audi Q8 TFSIe quattro enciende el interruptor.

PRUEBA: Audi Q8

Bajo el capó del Audi Q8 TFSIe encontramos un conjunto formado por un motor de gasolina turboalimentado V6 con tres litros de cilindrada, que desarrolla 340 caballos y cuenta con un par máximo de 450 Nm. Junto a él, integrado en la carcasa de la transmisión, está el propulsor eléctrico de 136 CV. Si hacemos las cuentas para llegar a la potencia conjunta tendremos que tener en cuenta que ésta variará en función de la versión que tengamos entre manos: la 55 TFSIe ofrece 381 CV y 600 Nm mientras que la 60 TFSIe entrega 462 CV y 700 Nm.

La encargada de transmitir esa potencia a las cuatro ruedas del Audi Q8 TFSIe es una caja de cambios automática tiptronic de ocho velocidades, que está equipada con una bomba de aceite eléctrica para que la lubricación sea la adecuada hasta cuando el motor de gasolina está desactivado.

Audi Q8 TFSIe quattro

La autonomía del Audi Q8 TFSIe

La responsabilidad eléctrica recae en una batería de iones de litio, que tiene una capacidad de 17,8 kWh y, por lo tanto, una autonomía de 47 kilómetros según el Ciclo WLTP en la versión 55 TFSIe y de 45 kilómetros en la 60 TFSIe. Eso sí, en ambos casos la velocidad máxima que el Q8 alcanza funcionando exclusivamente con el motor eléctrico es de 135 km/h. Para recargar esta batería tenemos dos opciones. La primera de ellas es una carga doméstica, que con una potencia máxima es de 7,4 kW permite al SUV de Audi estar listo en dos horas y media. La segunda son los terminales de carga públicos, donde el tiempo de recarga variará en función de la potencia que tenga cada uno.

Audi SQ8 TDI: así es el Q8 más deportivo de la gama

Un interior con esencia deportiva

En cuanto a la parte estética del Audi Q8 TFSIe, lo cierto es que no hay muchos cambios. La marca alemana ha optado por ofrecer el paquete ‘S Line’ de serie y por lo tanto observaremos ligeros retoques estéticos en la parte delantera como los faros Matrix LED o en el perfil, donde nos encontramos con unas llantas de 21 pulgadas montadas en unos neumáticos 285/45 que, además, lucen pinzas de freno de color rojo.

Audi Q8 TFSIe quattro

Para el interior de la versión enchufable del Q8 se ha optado por detalles que generan cierta sensación de deportividad, al menos en lo que a estética se refiere: asientos deportivos con el logo S, pedales y reposapiés de acero inoxidable, superficies de color negro o gris rotor, inserciones de aluminio cepillado mate… El maletero tiene una capacidad de 505 litros y dependiendo del equipamiento que elijamos para este SUV podremos disfrutar de una capacidad de remolque de hasta 3,5 toneladas.

¿Cuándo veremos el Audi Q8 TFSIe por las calles y carreteras? La preventa no tardará en comenzar en España donde tenemos dos precios de arranque: la versión 55 TFSIe comienza en 86.000 euros y la 60 TFSIe en 96.700 euros.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.