Ser un activista medioambiental no es solo ir de boquilla, hay que predicar con el ejemplo: el Aston Martin del príncipe Carlos funciona con vino y queso. No es que tenga un depósito para echar trozos y vaciar botellas, sino que funciona con el bioetanol derivado de la producción de ambos productos.

Los coches de la Familia Real Británica

El bioetanol se puede refinar a partir de muchos materiales, pero el que utiliza el vehículo del Príncipe de Gales tiene un origen bastante particular. El modelo en cuestión es un Aston Martin DB6 del 69 que su madre le regaló cuando cumplió 21 años, y nada más recibirlo empezó a pensar en maneras de hacerlo más ecológico.

Embed from Getty Images

Los ingenieros de Aston Martin empezaron a darle vueltas al asunto, buscando un material biológico que valiera para producir el bioetanol y que, además, fuera local para poder suministrar el combustible necesario. Dado que en Reino Unido no abunda el máiz o la caña de azúcar, alimentos empleados en otras partes del mundo, se decantaron por el vino y el queso, además de otros residuos lácteos.

A la venta el Bentley Mulsanne de la Reina Isabel II

La historia ha salido a la luz en un especial de la BBC realizado con motivo del 70 cumpleaños del príncipe. En él explica que la marca era escéptica al principio, pero que ante la negativa de Carlos de conducir el coche si no lo transformaban, llevaron a cabo las modificaciones y ahora es mejor de lo que sería si utilizase gasolina. No se conoce cuantos caballos entrega, pero la versión convencional exprime 282 CV de su motor de seis cilindros en línea.

Embed from Getty Images

Como curiosidad, parece que el Aston Martin del príncipe Carlos tiene un olor bastante particular cuando lo conducen, que el propio noble califica como “delicioso”.

motor-queso-vino-aston-martin-principe-carlos
Motor de serie de un Aston Martin DB6 Volante.

Fuente: Univisión Autos; Fotos: FAV Cars

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.