Vídeo: así es dar una vuelta a Nürburgring en un Rolls-Royce Ghost

Aunque a Nürburgring pasan todo tipo de vehículos, estamos acostumbrados a ver vueltas on-board sobre modelos de altas prestaciones, máquinas que fácilmente podrían ser para competición y que buscan conseguir los mejores tiempos de vuelta posible. Pero, ¿y cómo es dar un giro al Infierno Verde en nada menos que un Rolls-Royce Ghost?

Nürburgring Südschleife, el hermano pequeño y olvidado del circuito

La experiencia cambia radicalmente, puesto que estamos ante un Gran Turismo de lujo de elevado peso, por mucho que bajo el capó tenga buena artillería: un motor 6.6 V12 de 571 CV de potencia, que se combina con una caja de cambios automática de ocho velocidades y con un sistema de tracción trasera.

De hecho, todavía más diferente es la vuelta a Nürburgring si en lugar de ir al volante del Rolls-Royce, tarea que, no nos engañemos, está pesada para chóferes, vamos disfrutando en las plazas traseras de todo el lujo, confort y comodidad que ofrece el modelo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.