Robar un superdeportivo puede parecer el negocio del siglo para muchos ladrones. Sin embargo, “colocar” este tipo de vehículos es más complicado de lo que parece, especialmente si se trata de una edición limitada. Esto es lo que le ocurrió a quién decidió llevarse este Lamborghini Diablo 6.0 VT y abandonarlo en una nave de ganado. El coche apareció el pasado mes de diciembre, aunque le faltaban algunas piezas.

El Lamborghini en cuestión pertenece a Alistair Mckillop. El propietario llegó a un acuerdo en 2019 con un amigo coleccionista para dejarle el coche durante un tiempo. Debido a la carga de trabajo y a la posterior pandemia, Mckillop pasó bastante tiempo sin saber de su Diablo 6.0 VT, un coche del que existen 337 unidades en todo el mundo, y solo 12 de ellos tienen el volante a la derecha.

Aparece un Lamborghini Diablo 6.0 VT robado y abandonado en una nave de ganado

Un día McKillop recibió una llamada del DVLA para informarle de que alguien estaba tratando de registrar su coche a otro nombre. Fue entonces cuando se percató de que el vehículo ya no estaba en la colección de su amigo, un amigo que sabía que el Lamborghini ya no estaba en su garaje desde hacía tiempo, pero que había pensado que el propietario se lo había llevado en algún momento sin avisar.

Un raro Porsche 911 GT3 RS robado en Canadá estaría, supuestamente, a la venta en Dubái

McKillop denunció el robo a la Policía y se puso en contacto con Ciro Ciampi, del Club Petrolheadonism, y con el secretario del Lamborghini Club UK para crear una campaña en redes sociales con el objetivo de obtener información acerca de la ubicación del coche. Tras alguna pista falsa, el pasado 29 de diciembre la Policía le informó de que el vehículo había aparecido en una nave de ganado abandonada al sur de Reino Unido.

Al coche le faltaban las puertas, los faros y otras piezas, lo que lleva a pensar que los ladrones retiraron algunas partes para tratar de venderlas y sacar rédito económico. También se supo que, en junio del año pasado, los responsables del robo intentaron conseguir otras llaves sin éxito. Sin embargo, parece que la venta por piezas también ha dado sus frutos y los componentes originales podrían estar aún en manos de los ladrones.

El Lamborghini Diablo 6.0 VT de 550 CV aún no ha sido reensamblado a la espera de conseguir las piezas originales del vehículo. Por suerte, tanto el interior como el motor V12 de 6.0 litros están enteros, lo que es buena señal de cara a una futura reconstrucción. No te pierdas los vídeos (en inglés).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.