ABT podría considerarse como el preparador de cabecera del Grupo VAG. Pocos modelos del mismo deja pasar sin hacer de las suyas y el último en saltar a la palestra ha sido el compacto radical del Audi: el ABT Audi RS3 Sportback mejora todavía más sus guarismos y su rendimiento.

ABT RS-5R Sportback: 530 CV y dosis extra de carbono

El centro de la preparación radica en el motor del modelo alemán, que de fábrica cuenta con un propulsor 2.5 TFSI tetracilíndrico que desarrolla 400 CV y 480 Nm de par máximo, lo que le permite pasar de 0 a 100 km/h en 4,1 segundos y situando su velocidad máxima en los 250 km/h, cifra limitada de manera electrónica como suele ser habitual en estos casos.

Son datos muy a tener en cuenta, pero que gracias al ‘ABT Power Pack’ parece que se queden cortos. El paquete incluye un nuevo intercooler y modificaciones en la centralita, cambios suficientes como para elevar sus cifras hasta los 470 CV y 540 Nm, lo que supone un aumento respectivamente de 70 CV y 60 Nm.

ABT Audi RS3 Sportback

ABT no ha confirmado cuál es el tiempo del modelo después de recibir las mejoras, aunque parece difícil que no se capaz de situarse en los cuatro segundos clavados o incluso de restar alguna otra décima. Lo que si ha desvelado es que consigue ampliar su velocidad punta hasta los 280 km/h, pudiendo llegar incluso hasta los 285 km/h si se añade un extra a la preparación.

El ABT Audi RS3 Sportback también puede equiparse con frenos más deportivos, un sistema de barras antivuelco más deportivo, nuevos muelles para la amortiguación, una suspensión tipo coilover y varios tipos de llantas, tanto de 19 como de 20 pulgadas. Además, próximamente también se añadirá a la lista de accesorios un sistema de escape de acero inoxidable con cuatro salidas de 102 mm de diámetro.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.