Sale a subasta un Toyota 2000GT, uno de los 337 construidos por Yamaha, que será ofrecido por RM Sotheby´s en París el próximo 1 de febrero. Fruto de una colaboración entre Toyota y Yamaha, este bello automóvil es a menudo considerado como el primer deportivo nacido en Japón capaz de rivalizar con modelos coetáneos de los fabricantes europeos más prestigiosos. Un vehículo tremendamente exclusivo, cada vez más apreciado y cotizado.

Y no es por decir: un 2000GT ostenta actualmente el título del coche japonés más caro jamás vendido en una subasta pública. Me refiero a este Toyota 2000GT modificado por Shelby, también del año 1967 como el que protagoniza este artículo, que fue adjudicado a principios de este año por nada menos que 2,535 millones de dólares (tasas incluidas), estableciendo así un nuevo récord.

Un Toyota 2000GT de 1967

Toyota 2000GT 1967
Kevin Van Campenhout – RM Sotheby’s

El que te mostramos hoy posiblemente no llegará a tanto, pero tampoco va a ser ‘barato’. Y es que este es un coche cada vez más buscado y con el que es muy difícil cruzarse, pues tan solo se construyeron 337 ejemplares. La que ves aquí es además una de las 233 unidades de la primera serie, más comunes pero al mismo tiempo, consideradas más atractivas.

Un coche que ha formado parte desde el año 2013 de una de las colecciones de Toyotas más prestigiosas a nivel europeo y propiedad de uno de los primeros concesionarios de la firma nipona en el viejo continente. Un deportivo fabricado de forma artesanal con una atención por el detalle difícil de igualar y que, como ya he dicho, fue fruto de una colaboración entre Toyota y Yamaha.

Kevin Van Campenhout – RM Sotheby’s

Estos últimos fueron, de hecho, los encargados de construir cada una de las 337 unidades producidas. Todas ellas están equipadas con un motor de seis cilindros en línea con 1.988 centímetros cúbicos con doble árbol de levas y triples carburadores Mikuni-Solex. Un propulsor capaz de desarrollar 148 CV de potencia, enviados al tren trasero a través de una caja de cambios manual de cinco velocidades y de un diferencial de deslizamiento limitado.

Entre otras brillanteces técnicas, destacan sus suspensiones independientes con dobles trapecios o sus frenos de disco en las cuatro ruedas. Este ejemplar concreto, con número de chasis MF10-10050, es una unidad con volante a la derecha destinada originalmente al mercado japonés.

Kevin Van Campenhout – RM Sotheby’s

Rematado en color “Blanco Pegaso”, fue restaurado íntegramente antes de ser importado a Europa por el actual propietario en el año 2013. Desde su llegada, ha sido la pieza central de la exposición de un reputado concesionario Toyota de Francia y ha participado en multitud de eventos de gran prestigio. Incluso ha aparecido en el siguiente vídeo producido por Petrolicious:

Imágenes: Kevin Van Campenhout ©2022 Courtesy of RM Sotheby’s

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.