Sale a la venta este rarísimo Mercedes G Intruder de Heuliez, un coche firmado por el mismo carrocero que creó el cuerpo del Peugeot 177B en 1925. Se trata de una empresa que se hizo popular por sus desarrollos en el marco del automóvil, tanto con carrocerías a medida como con piezas. Pero que, tras años trabajando en este sector se centró en el de los autocares.

Mercedes G-Wagen Intruder by Heuliez (1996): mitad Clase G, mitad SLK

A lo largo de todos esos años, Heuliez trabajó activamente con Citroën, aunque también hizo trabajos para Renault. El R5 Turbo era en gran medida construido por ellos, una empresa que se enfrentó al cambio del diseño del motor delantero al trasero. De la misma forma, Heuliez produciría más tarde los vehículos de homologación 205 T16.

Mercedes G Intruder de Heuliez, a la venta otra vez

Y en el Salón del Automóvil de París de 1996, Heuliez desarrolló un descapotable todoterreno. Se trataba de un Mercedes G 320 mezclado con un Mercedes SLK, para que nos entendamos. El proyecto estaba propulsado por un motor de seis cilindros y 3,2 litros y una transmisión automática de cuatro velocidades con tracción total. Por supuesto, como no podía ser de otra manera en un todoterreno, contaba con bloqueos de diferencial.

Mercedes G Intruder de Heuliez

Y aunque se trataba de una comparación no técnica, sí tenía similitudes con el SLK. El prototipo incorporaba un techo de metal plegable totalmente eléctrico similar al del descapotable. De esta forma, el Intruder podía cambiar de un coupé todoterreno a un roadster todoterreno en solo 30 segundos. Un coche exótico que no llegó a fabricarse en masa, como sabréis, pero que suscitó un gran interés por los que pudieron verlo.

Debido a la evolución de las marcas, Heuliez tuvo que cerrar en 2013. En el concurso de acreedores que tuvo lugar en 2012 se procedió a la subasta de muchos de los prototipos y concept cars de Heuliez, entre ellos el Intruder, el cual se vendió por unos 43.000 euros. Hace unos años se le hizo una restauración completa, y ahora nuevamente busca dueño. Lo hace en Classic Driver, con 1.700 km y un precio de 202.370 euros.

Fuente – Classic Driver

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.