5 ruidos que alertan de una posible avería en tu coche

Ruidos avería coche

Los coches son auténticos armazones compuestos por cientos de piezas y componentes. Con el paso del tiempo y con el uso, todas esas piezas se van desgastando y, a medida que avanza la edad del vehículo y recorremos kilómetros, aparecen ruidos. A continuación, te decimos cinco ruidos que alertan de una posible avería en tu coche.

A veces, estos ruidos resultan molestos, pero con implican mayores problemas. Sin embargo, hay otros a los que hay que prestar más atención. Nos referimos a ruidos desagradables, como chirridos en los frenos, ruido al acelerar o ciertos traqueteos al girar el volante, que nos están avisando de que algo no funciona correctamente en tu coche y hay que hacer una visita al taller.

5 consejos para alargar la vida de tu coche y visitar menos el taller

Saber identificar estos ruidos hará que tu conducción sea más segura, ya que podrá prevenirte de muchas averías a tiempo.

Chirridos de los frenos

Ruidos avería coche

En primer lugar, mencionamos el clásico chirrido de los frenos, ya que, además de ser el más llamativo, suele ser motivo de preocupación para los conductores. Dentro de este tipo de ruidos hay dos muy característicos que deben despertar nuestra alerta:

  • Chillido agudo de los frenos: es un sonido bastante agudo cuando frenamos, pero que al soltar el pedal deja de sonar o lo hace de forma intermitente. Lo más probable es que las pastillas de freno se encuentren al límite de desgaste, ya que este ruido es producido por una pequeña chapa metálica que el propio fabricante instala en la pastilla para, precisamente, avisar del desgaste.
  • Chirrido de película: por el contrario, si el chirrido que escuchamos es similar al que se oye en las películas cuando un tren frena y se arrastra por la vía, el problema estará en el material de fricción de la pastilla de freno, que se habrá gastado y estará rozando la plaqueta metálica contra el disco. En este caso, hay que cambiar las pastillas lo antes posible para evitar daños en los discos de freno o, peor aún, en el buje o la propia pinza de freno.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.