Los coches nuevos son máquinas mucho más seguras para los ocupantes de lo que lo eran hace unas décadas. Los avances en ingeniería, el uso de materiales y las nuevas tecnologías hacen que el salto en seguridad dentro de la industria del automóvil sea posible hasta estándares nunca antes vistos. Sin embargo, cuando compruebas cómo es sufrir un accidente desde dentro de un coche de la NASCAR comprendes que la alta competición está a un nivel muy superior.

El vídeo que acompaña a este artículo fue captado por la cámara de a bordo del coche del campeón de la Copa NASCAR de 2023 Ryan Blaney la semana pasada, en l carrera del jueves por la noche en la previa a las 500 Millas de Daytona. Blaney se vio involucrado en un nuevo accidente a gran velocidad y las imágenes que captaron las cámaras del momento de la colisión demuestran cuán seguros son estos coches.

El accidente de Blaney y el alto nivel de seguridad de la NASCAR

En las imágenes podemos ver al coche de Blaney adelantando a otro competidor cuando, de repente, el vehículo empieza a impactar contra otros coches y el muro mientras el piloto no puede hacer nada para evitar las colisiones. Lo que llama especialmente la atención es el nivel de seguridad que aporta el Ford del campeón de la Copa NASCAR y cómo Blaney apenas percibe las sacudidas violentas de los impactos desde su butaca de carreras.

Estas sacudidas apenas alteran la posición del piloto y podemos ver que no hay deformaciones en el interior del vehículo gracias a la completa jaula de seguridad que protege al piloto y evita puede resultar herido a consecuencia de un accidente.

Ford desvela su Mustang para correr en la NASCAR

Finalmente, el coche se detiene no sin antes haber girado y golpeado en más de ocasión. Blaney evita poner sus manos sobre el volante para que una sacudida de la dirección pueda causarle lesiones en ellas mientras se limita a tratar de parar el vehículo lo antes posible.

Aunque son mucho más seguros frente a colisiones, el coche de NASCAR de Blaney acabó incendiándose tras el accidente a gran velocidad. Por suerte, nadie resultó herido y el piloto pudo salir por sus propios medios. No te pierdas el vídeo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.