El Rallye Monte-Carlo es una de las pruebas más míticas del WRC y, aunque hemos visto tomas una y mil veces de su recorrido, otra cosa muy distinta es ver en primera persona a lo que tienen que enfrentarse los pilotos. Gracias a una cámara en el casco ahora podemos ver lo que sienten y, además, en calidad 4K para no perder detalle.

El Kimera EVO37 aparece en el Rallye Monte Carlo

Ha sido Sean Johnston, con su copiloto Alex Kihurani, quien ha compartido la experiencia en el canal de Youtube de DirtFish, mientras llevaban a cabo una preparación previa al comienzo del rally:

Se trata de un clip y un recorrido bastante cortos, apenas un minuto y medio de bajado y otro minuto y medio para subir deshaciendo el trayecto, pero es más que suficiente para dejar claro la dificulta que entraña el evento, que se celebra en carreteras de montaña en la que a un lado está la “seguridad” de la ladera pero al otro se encuentra el vacío, con lo que cualquier error se puede pagar bastante caro.

El equipo corre con un modelo de Citroën, concretamente el C3 R5, que participa en la categoría WRC2. Aunque esto le sitúa a bastante distancia de la clase principal, cuenta con un potente motor 1.6 de cuatro cilindros que desarrolla 286 CV de potencia y 420 Nm, asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades y a un sistema de tracción integral, combinación que no tiene ningún problema para mover con mucha soltura los 1.230 kilos que pesa el vehículo.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.