Cuando te dedicas al mundo de los coches y tienes dinero, te puedes permitir darte caprichos que quizá no estén al alcance de todos. Tratándose de Ken Block, hacerse con un Ford Mustang deteriorado por apenas 4.000 dólares es pecata minuta, pero hay que tener en cuenta que se trata de un previo, de una toma de contacto antes de ponerse a trabajar con su Hoonifox, su futuro proyecto basado en un Mustang Foxbody.

Ken Block ya tiene nuevo coche, el Ford Hoonifox

Podría decirse que el muscle car, con carrocería descapotable, no es que sea el mejor ejemplar de la historia, pero las apariencias pueden llegar a engañar:

Y es que, si a primera vista la pintura tiene desperfectos aquí y allá, la tapicería ya ha pasado su mejor momento y la capota eléctrica no es que funcione precisamente bien, lo cierto es que su dueño anterior llevó a cabo algunas modificaciones interesantes.

Entre las mejoras de menor calado está un nuevo tacómetro, un sistema de detección de radares o un nuevo sistema de refrigeración; pero lo que más llama la atención es el sistema de óxido nitroso con el que cuenta su motor 5.0 V8. Aunque no sabemos cuanta potencia tiene el Ford, lo cierto es que es suficiente como para que Block se ponga a trastear con él, dedicándose a quemar rueda hasta destrozar los neumáticos y que estos se hagan pedazos, para terminar haciendo donuts directamente con las llantas sobre el asfalto.

Se ve que cuidado con él no va a tener mucho, aunque parece que el piloto se puede permitir gastar 4.000 dólares (además del tiempo invertido en el viaje de Salt Lake City a Colorado ida y vuelta) para divertirse durante un rato.

Vídeo: la hija de 13 años de Ken Block hace trompos con un Ford Escort

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.