Saltarse los límites de velocidad es algo ilegal, pero está al alcance de todo el mundo, cada uno sabrá si se siente bien poniendo su vida y la de los demás en juego. Sin embargo, también hay que ser consciente además de que siempre está la posibilidad de ser cazado, ya sea por un radar, un helicóptero de la DGT o uno de sus drones. Eso sí, si vas con un Jeep Grand Cherokee SRT8 a 243 km/h en una autovía lo cierto es que todo esto te debe importar más bien poco.

El irresponsable conductor lleva a fondo el SUV durante bastante rato, no se corta un pelo:

Por lo que se puede apreciar en el vídeo, aunque esté borrada, queda claro que la matrícula es extranjera, así que las autoridades tendrán que llevar a cabo un trámite más largo para que el culpable pague las consecuencias que, teniendo en cuenta que está circulando por una zona limitada como mucho a 120 km/h, acarrea retirada de carnet, una multa bastante abultada y posiblemente cárcel.

Es entendible que con lo que lleva debajo del capó el Jeep, a quien se ponga al volante se le “caliente el morro”, pero hay sitios adecuados para dar rienda suelta a los 468 CV que entrega su motor 6.4 V8 HEMI: los circuitos.

Vídeo: Jeep Grand Cherokee Trackhawk vs Audi Quattro y TVR Griffith

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.