Cada uno lidia con sus problemas como buenamente puede o quiere, y si hablamos de un canal de Youtube que se llama Pommijätkät, traducido al español como “los tíos de las bombas”, no parece extraño que decidieran usar 30 kilos de dinamita para “tratar” con un Tesla Model S que empezaba a renquear.

PRUEBA: Tesla Model Y Gran Autonomía

La cuenta no es que sea especialmente popular (no llega a 50.000 suscriptores y sus visualizaciones medias por vídeo rondan las 30.000), pero es poner ‘Tesla’ y ‘bombas’ en la misma frase, y el vídeo se ha viralizado hasta superar el millón de visitas:

Según parece Tuomas Katainen, uno de los integrantes del canal, tiene un Model S desde 2013, pero en los últimos meses comenzó a experimentar problemas que acabaron obligándole a tener que llevar el coche (siendo remolcado) hasta un centro de la marca estadounidense.

Tras cuatro semanas de espera le dijeron que el problema era la batería, que estaba muerta y necesitaba ser reemplazada por otra, operación que implicaba al bueno de Tuomas desembolsar la nada desdeñable cantidad de 20.000 euros.

No se lo tomó particularmente bien, no estaba dispuesto a pagar la cifra, así que optó por vengarse de Testal de una manera poco ortodoxa, grabándolo en vídeo y, si éste se viralizaba (que lo ha hecho), quién sabe si incluso comprarse un coche nuevo: hacerlo explotar con 30 kilos de dinamita atados al exterior del eléctrico y, como guiño gracioso, metiendo un maniquí en el puesto del conductor con una careta de Elon Musk.

Llevan a cabo toda la operación en una zona apartada, de una manera segura y controlada, en al lado de una montaña que contiene la explosión, pero aún así es espectacular y acaba con el Tesla Model S convertido en virutas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.