Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado 27 de enero, un coche se precipitó al océano desde el muelle de la calle 14 de Virginia Beach (Virginia, Estados Unidos). El vehículo y sus ocupantes han desaparecido, mientras que los equipos de rescate aún están trabajando para tratar de localizar el automóvil. La Policía espera que al menos el conductor haya fallecido en el incidente.

El vídeo que ilustra este artículo fue captado por un transeúnte que paseaba cerca del muelle. En él podemos ver que un vehículo accede al muelle y comienza a acelerar y frenar repetidas veces. Al final, se aprecia cómo el coche cae al océano al acabar el muelle.

Las autoridades recibieron varias llamadas alertando de lo sucedido alrededor de las 07:00 horas y enviaron a efectivos del Departamento de Policía de Virginia Beach y del Departamento de Bomberos de Virginia Beach. Cuando llegaron, encontraron el vehículo totalmente sumergido bajo el agua.

Los equipos de salvamento aún no han podido recuperar el vehículo

Debido a las condiciones del océano y la mala visibilidad, los buzos de los equipos de rescate no pudieron entrar inmediatamente al agua. Las autoridades utilizaron un sónar para localizar el vehículo en una zona que tiene alrededor de 4,5 metros de profundidad. Además, los rescatistas no encontraron a ninguna persona en esta búsqueda inicial.

El motivo por el que este viejo Volvo S80 está aparcado en mitad de un lago y puedes encontrarlo en Google Maps

Según se informa, tres días después del incidente, todavía hay muchas dudas acerca de lo sucedido y cuáles fueron los motivos que llevaron al conductor del vehículo a precipitarse al océano. Tampoco está claro si en el coche tan solo viajaba el conductor o iba acompañado. Según el The Virginian-Pilot, las autoridades esperan encontrar al menos al conductor fallecido en el interior del vehículo cuando lo consigan recuperar.

En un comunicado emitido por las autoridades locales se informa de que el pasado 28 de enero, a alrededor de las 13:00 horas, se intentó recuperar el vehículo utilizando una barcaza de salvamento y buzos profesionales de una empresa privada contratada. Debido a las condiciones adversas del agua, hubo problemas para mantener la estabilidad de la embarcación y la seguridad de los buzos.

Por ahora, el coche y sus posibles ocupantes aún no ha sido recuperado del fondo del océano. No te pierdas el vídeo (imágenes sensibles).

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.