Aunque pueda parecer cada vez más difícil encontrar un coche clásico en un granero abandonado a la merced de los elementos durante décadas, todavía hay tesoros ocultos alrededor del planeta esperando a que un intrépido aventurero los descubra. Uno de los que lo acaba de hacer recientemente es este Porsche 356B Super 90 Coupé de 1962 que está a la venta de la mano de Gullwing Motor Cars en Astoria, Nueva York (Estados Unidos).

Este clásico de Porsche fue originalmente adquirido por un sacerdote en Europa, quien se mudó desde Alemania a Estados Unidos y se lo llevó consigo. Más tarde, el 356B Super 90 Coupé fue adquirido por su último propietario, quien lo ha mantenido sin restaurar durante al menos cuatro décadas, por lo que ahora es el momento de que un nuevo propietario invierta una representativa cantidad de dinero para someterlo a las manos de un buen experto que lo devuelva a su estado original.

Porsche 356B Super90 Coupé 1962

Un Porsche 356B Super 90 Coupé aparece en un granero

Tras su descubrimiento, el coche ha sido sometido a una inspección para detectar que se encuentra en una condición “extremadamente original”, como describen en el anuncio, y que ha cubierto poco más de 71.000 kilómetros en los últimos 56 años. Además, está terminado en el muy deseable color Slate Grey que se combina con un interior completo de tela roja.

Bajo su capó se encuentra un motor original reemplazado de 1.6 litros bóxer de cuatro cilindros con 90 CV de potencia. El Porsche 356B Super 90 Coupé registra un peso en vacío de apenas 934 kilogramos, por lo que era capaz de alcanzar los 100 km/h desde parado en 10 segundos exactos. Este tipo de vehículos se han vuelto cada vez más escasos, más aún en estado original como esta unidad por la que están pidiendo 56.500 dólares (48.685 euros al tipo de cambio actual).

Fotos: Gullwing Motor Cars

2 Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.