La búsqueda de nuevas soluciones de movilidad abre una puerta que permite a las marcas, tanto conocidas como nuevas, ser creativas y hacer propuestas poco ortodoxas. Algunas parecen más serias y otras quizá hasta una broma, pero el objetivo de muchas de ellas es llamar la atención y acaparar titulares. El caso del Toyota e-broom, presentado en el pasado Salón de Tokio 2019, es de lo más peculiar.

PRUEBA: Toyota C-HR 2020

Se trata de una escoba motorizada pensada para el transporte unipersonal y que, por razones obvias, no se ha tardado en asociar al Quidditch, deporte que practicaban Harry Potter y sus compañeros.

No obstante, aquí no hablamos de una escoba voladora, si no de un gadget que cuenta con una rueda en la parte que sería el cepillo y que va apoyada en el suelo, un pequeño motor eléctrico, una batería y un pulsador en la parte superior que haces las veces de acelerador. Lógicamente, quien se ponga a sus mandos tendrá que llevar patines que le permitan deslizarse.

No se ha concretado su potencia, pero Toyota sí ha confirmado que es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 30 km/h y que su batería se recarga en unas cuatro horas, proporcionando una autonomía de unos 20 kilómetros. Además, hay dos tamaños disponibles, uno pequeño, de 80 centímetros de largo y que pesa 5 kilos, y otro más grande, de 3 metros de longitud y que se va hasta los 15 kilos.

No se ha confirmado que el Toyota e-broom vaya a llegar a producción, pero el anuncio de que se irán llevando a cabo mejoras sobre el modelo del prototipo hace pensar que es posible que sí sea así.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.