El Pikes Peak es una de las competiciones más espectaculares del mundo del motor, en parte por lo mítico del ascenso pero, sobre todo, porque en la mayoría de las secciones un fallo se puede pagar con caer al vacío por la ladera de la montaña. Es por eso que cuando hay algún percance en el trazado la cosa es peliaguda, aunque por suerte en el accidente que ha sufrido este Tesla Model 3 no ha habido que lamentar males mayores, al menos para el piloto.

PRUEBA: Tesla Model 3 Performance

Se trata de Randy Probst, que estaba a los mandos del modelo de Tesla, haciendo pruebas previas a la carrera del domingo en la zona superior del trazado. Unplugged Performance, especialista en piezas ‘aftermarket’ para los coches de la compañía de elon Musk, compartió un tweet con las impactantes imágenes:

Según informan, Probst se encontró con un bache mientras iba a fondo con el vehículo, lo que provocó que éste saliera volando y se saliera de la carretera. Por suerte al otro lado había una elevación que hizo de tope, evitando que el accidente fuera más grave. Hasta han compartido el metraje del accidente:

El piloto no sufrió lesiones, pero sí que experimentó daños importantes el Tesla Model 3, que no podrán ser reparados a tiempo para el domingo y, por ende, le dejan fuera de competición. Unplugged Performance se lamentaba de que “nuestra misión de romper e tiempo de 10 minutos en Pikes Peak se ha acabado”.

Y es una pena porque, al menos a priori, el equipo tenía muchas papeletas para conseguirlo. En las pruebas en la sección inferior había quedado primero con una considerable ventaja de 26 segundos respecto a su competidor más inmediato.

Por suerte hay un vídeo on-board de la sesión y que es más que interesante para experimentar, al menos en cierta manera, cómo es ir “a fuego” en este ascenso:

Fuente: InsideEVs

Imágenes: Unplugged Performance

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.