El Porsche 911 Turbo S Leichtbau (964) es uno de los Porsche 911 más deseados y buscados por los coleccionistas. Y no es para menos, pues Porsche tan solo construyó 86 ejemplares de esta salvaje versión. Un vehículo mucho más ligero que el modelo en el que se basaba (964 Turbo S2), mucho más potente y con una puesta a punto más deportiva, casi de competición. Y ahora los interesados tienen la oportunidad de hacerse con la que posiblemente sea la unidad con menor kilometraje del planeta.

A subasta uno de los 10 únicos Porsche 911 Turbo S 3.6 X83 Flachbau japoneses

Porque Silverston Auctions subasta este Porsche 911 Turbo S Leichtbau de 1993 con 72 kilómetros en el marcador. Vamos, que está sin estrenar. Se ofrecerá en un evento online que tendrá lugar el próximo 31 de julio. Un ejemplar que además es uno de los solo 11 ejemplares destinados originalmente al mercado británico.

Todo esto hace que los organizadores esperen obtener entre 950.000 y 1,1 millones de libras en la subasta. Es decir, el equivalente a entre 1,1 y 1,28 millones de euros al cambio. Y esta estimación del precio de venta no incluye la comisión de la casa de subastas, que en este caso es del 12,5%.

180 kilogramos menos y 60 CV de potencia adicionales

Porsche 911 Turbo S Leichtbau trasera

Cuando Porsche anunció el 964 Turbo S Leichtbau en 1992, dijo inicialmente que el modelo ofrecería 40 CV de potencia extra. Pero la versión definitiva incrementó esa cifra hasta los 60 CV con respecto al 964 Turbo S2 (hasta sumar un total de 380 CV). Todo gracias a unos nuevos árboles de levas, a unos conductos de admisión mecanizados, a un ligero incremento en la presión de soplado del turbo y a un sistema de inyección y encendido optimizado.

Pero quizá lo más impresionante del Porsche 911 Turbo S Leichtbau sea la estricta dieta de adelgazamiento a la que fue sometido. Consiguieron rebajar su peso en 180 kilogramos gracias a la eliminación del aislamiento acústico, de las protecciones de los bajos, de la dirección asistida o de los asientos traseros. Además, instalaron unos cristales más ligeros, unas puertas de aluminio, un maletero realizado con fibra de carbono o incluso unas moquetas más finas y livianas.

Porsche 911 Turbo S Leichtbau interior

A nivel de chasis, los cambios incluían una altura rebajada en 40 mm, refuerzos estructurales para mejorar la rigidez del conjunto, muelles, amortiguadores y silentblocks más rígidos y un conjunto de barras estabilizadoras más grandes. A esto se suman unos frenos de disco con cuatro pistones delante así como unas tomas de aire adicionales en el frontal para refrigerarlos.

La unidad de Porsche 911 Turbo S Leichtbau que sale a subasta está rematada en color ‘Polar Silver’ y monta unas llantas Speedline de tres piezas y 18”. Presenta un interior tapizado con cuero rojo (‘Flamenco Red’) y equipa una jaula de seguridad, unos asientos Recaro Sport y unos arneses Sabelt de cuatro puntos. Dispone adicionalmente de un refuerzo de aluminio entre las torretas de la suspensión delantera; equipa el paquete M030 European Sport que reduce la altura en otros 25 mm y luce los paneles RS aligerados para las puertas.

Dejar respuesta

Por favor, introduce tu comentario
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.